Atlético y “Pulguita” negocian el nuevo contrato

Rodríguez comenzó el operrltivo “me quedo en casa”.

Entre las interminables frases de despedida de Luis Rodríguez para con la gente, el plantel, el club, y las también infinitas palabras de agradecimiento de la directiva, se formó una especie de canal de comunicación impensado. Rodríguez, que parecía tener el alma y los dos pies afuera del “decano”, puede que siga por los siglos de los siglos en 25 de Mayo y Chile.

Vaya sorpresa. Claro que sí, porque desde hace tiempo que se escuchaba hablar de un precontrato firmado con Belgrano de Córdoba, de las ganas del goleador histórico de renovar aires, de mejores posibilidades económicas. Todo lo que se dijo es verdad, pero también lo es que el simoqueño no ve con malos ojos continuar su carrera en Atlético. En realidad, extender su unión con el “decano”. La misión no es sencilla, aunque tampoco imposible.

Resulta que entre tanto adiós de las partes siempre hubo una especie de paréntesis que servía de gancho para una negociación. Así fue. En las últimas semanas hubo un importante acercamiento que empujó a charlar sobre cifras.

Por supuesto que todavía no hay nada cerrado, aunque puede decirse que si Rodríguez antes tenía el alma y los dos pies afuera del club, ahora es al revés. Sí, leyó bien. Desde el entorno del futbolista sentaron la idea de que Atlético le compre el pase nuevamente, algo que desde las oficinas albicelestes desecharon en parte. No el 100% pero sí se animan al 50%, como para que ambos asuman costos. En un principio, el no al 100% fue porque se pidió una suma importante de dinero: casi $ 2,5 millones. Los negociadores recularon valores y los Rodríguez (Walter, el hermano mayor es el representante de “Pulguita”) bajaron pretensiones. La base final se fijó en casi $ 1 millón por la mitad del pase, además de un importante contrato por tres temporadas.

El acuerdo incluye cláusulas de rescisión con el fin de que si Rodríguez, pronto a cumplir 30 años, se va, que la despedida sea beneficiosa para la institución que nunca dejó de confiar en él.

Atlético no es “Pulga” dependiente, pero el futbolista es híper valorado por sus condiciones futbolísticas y por lo que suma en el vestuario. Según el cuerpo técnico, Rodríguez es clave y quieren que se quede, bajo las mismas condiciones que el resto. Nadie tiene coronita (eso quedó demostrado).

“Pulguita”, por su pasado, sus goles y por lo que significa, se ganó el derecho, si es que la relación llega a un final feliz, en convertirse en el “decano” mejor pago de la historia del club.

 Fuente: La Gaceta.

P