Ben Hur y otro año más lejos del objetivo

Esta edición 2015 había arrancado con mucha expectativa para el pueblo benhurense donde llegó a ostentar un invicto de 10 partidos que traían ilusión pero desde el inicio de la Segunda Fase cayó en un pozo del que ya no pudo salir. Analizamos los números que dejó a una fecha del final, una campaña que apuntó con ser histórica y terminó siendo del montón.

twitterNicolás Domenella

El pasado miércoles con los tres puntos que dejó en el camino a Ben Hur en manos de Villa Cubas de Catamarca se le fue también nuevamente el sueño de pelear por el ascenso. En medio de un contexto que pintaba difícil de entrada ya que en la carrera había más de un centenar de equipos buscando el mismo fin habiendo espacio tan sólo para tres de ellos, la BH se embarcó pese a todo en el ese anhelo que lo apresa desde hace un lustro, cuando perdió su condición de profesional en el mundo de la pelota y por ello cada traspié, cada interrupción de ciclo genera lógicos interrogantes sobre la verdadera y cruda realidad de esta entidad.

Por más que se haya intentado disimular en algún momento cuál era la meta a largo plazo interponiendo pequeños objetivos más tangibles al alcance de la mano, lo cierto es que por estas horas en el primer balance frío que se hizo de la campaña puertas adentro no se está para nada contento con la cosecha realizada, tan claro como decir que nada cambiará esta ecuación si el equipo vence el jueves en la despedida a Amalia de Tucumán en su casa, lo que sería solamente un mero cierre más digno acorde a lo que muchos hinchas de verdad, no esos que romper tejidos y amenazan, merecen.

Si la intensión era solamente mejorar las últimas dos campañas, imaginamos satisfacción por el deber cumplido entonces. Pero si la expectativa iba más allá, con eso sólo no hacemos nada. Sobre todo teniendo en cuenta algunos condimentos que a simple vista escapan al análisis pero que en la lectura general tienen su peso como por ejemplo de que en esta edición la BH superó el porcentaje de efectividad aunque necesitó de más partidos ya que en las últimas dos campañas no se pudo pasar siquiera de la primera ronda con dos salvedades muy importantes: la primera, que en 2013 el equipo zafó del descenso por un punto apenas por encima de 9 de Julio y Quilmes de Rafaela, y el año anterior esquivó esa franja mucho antes pero no llegó a la segunda rueda. Y la segunda, tal vez de menor pesaje, es que en 2015 Ben Hur, y el resto también cabe aclarar, no tuvo participación de Copa Argentina que generara mayor desgate físico o rispideces siendo que con seguridad hubiese toca medirse nuevamente en un clásico. Poca meta para un equipo con ansias de dar el salto cuanto antes.

 

Los números

 

Teniendo en cuenta este panorama y en vísperas del cierre definitivo de este año para Ben Hur, resulta importante revisar los números que adornaron la campaña ya que desde la frialdad que estos reflejan, se puede construir cierta lectura que nos permita entender con mejores argumentos los porqué de nuevo fracasado. Y decimos fracaso porque insistimos en que el vara, disimulada en algún momento, se puso demasiado alta para lo que había a disposición a la luz de los resultados.

Para entrar en el análisis conviene establecer un parámetro comparativo que permita crear diferencias. Para ello podemos empezar con la temporada 2011/12 para hallar el antecedente de clasificación. En la oportunidad, sobre 28 fechas, 84 puntos en juego, Ben Hur terminó con 38 unidades (45,23%), pero haciendo la progresión hasta la fecha 25 que son las que lleva jugadas hasta hoy, había sumado 33 puntos sobre 75 posibles, es decir 44% de efectividad.

En la edición siguiente, 2012/13, sobre 26 fechas, 78 puntos en juego, Ben Hur terminó con 34 unidades (43,59%). Pero con la misma progresión de juegos como hasta hoy, el equipo había sacado 31 puntos sobre 75, es decir un 41,33%.

Yendo a la actual campaña, los números no superan estas cifras ya que, viendo el vaso medio lleno, en 25 partidos disputados, el equipo de Domizi cosechó 33 puntos sobre 75 (8 victorias, 9 empates y 7 derrotas), es decir 44%, como en el 2011/12. Este techo que hasta aquí es el más alto que ha alcanzado en efectividad numérica Ben Hur no podrá ser superado ya, sino cuando mucho podrá terminar con el mismo porcentaje de la temporada 2012/13 si gana el jueves lo que lo dejaría con 36 puntos sobre 78, es decir 46,15%; de perder, quedaría en 42,30%.  

Pero… si vemos el vaso medio vacío en el que cual nos atrevemos a situar a los dirigentes, es necesario tener una mirada parcializada de cómo fue el camino donde en la primera ronda de 10 partidos Ben Hur finalizó invicto cosechando 20 puntos sobre 30 posibles (66,6%), aunque la producción bajó notablemente en la segunda mitad ya que apenas sumó 12 en igual cantidad de juegos alcanzando 40% de efectividad. En resumen, en esos 20 primeros juegos, sobre 60 puntos posibles Ben Hur sacó 32, es decir el 53,33%, lo que lo depositó en la Segunda Fase. En esta nueva etapa, arrastró los resultados negativos del final ya que hasta aquí sólo rescató 1 punto sobre 15 (6,67%). Es decir que si tomamos para analizar la franja desde que el equipo perdió el invicto hasta hoy pasaron 15 partidos con 45 puntos en disputa donde se alcanzaron apenas 13 unidades (28,88%). Este arrastre atentó contra el promedio global dejando en evidencia el porqué de la eliminación y el no poder quedarse con más de la mitad de los puntos en juego siendo tan necesarios para poder al menos pensar en soñar con algo.

Como conclusión queda decir que los números reflejan nuevamente una campaña que estuvo lejos de lo esperado siendo que los equipos que pelean por los principales puestos muestran al menos una producción que arranca desde el 55% de los puntos recolectados. Es cierto que el factor económico juega un papel importante, y que tal vez este año Ben Hur haya hecho un esfuerzo más grande con relación a otros pero en la vereda de enfrente, aún con menos recursos, se sigue remando aunque de este lado eso no se conciba.

 

Horas decisivas

 

En las próximas horas, fundamentalmente luego del partido de este jueves ante Amalia, el actual entrenador Cristian Domizi y la cúpula dirigencial del fútbol de Ben Hur comenzarán a analizar el balance. Sabemos que hay sensaciones encontradas en la interna, no tan dividida pero sí con algunos adeptos a mantener esta corriente y otros que abogan por un nuevo cambio. Por lo pronto, tal como adelantáramos en la edición de ayer, en el partido del domingo y en el del jueves, la formación no mostrará más presencia de los refuerzos salvo Matías González por el que hay unanimidad para que continúe, el resto de los jugadores no serán tenidos en cuenta por lo que no jugarán para evitar cualquier tipo de lesión que obligue a mantenerlos en la institución. La futura construcción del plantel todavía depende de reuniones que ya vendrán pero lo que se avizora es un tiempo de transición, lo que resulta más que necesario para que Ben Hur de una buena vez se reencause. 

Fuente: Diario Castellanos
Foto: Nicolás Gramaglia

 

P