Redes Sociales

Primera Nacional

Boca Unidos cambió a tiempo para dar vuelta el partido y ser uno de los líderes

Subido

, el

Boca Unidos (Corrientes) 2-1 Santamarina (Tandil)

El conjunto correntino remontó un resultado desfavorable, para ganarle por 2 a 1 a Santamarina de Tandil, resultado que lo convierte en uno de los líderes del torneo de la Primera B Nacional. José Vizcarra, convirtió los dos goles del “Aurirrojo”.

Boca Unidos volvió a hacerse fuerte en Corrientes, donde ayer consiguió su segundo triunfo consecutivo, al superar merecidamente a Ramón Santamarina de Tandil por 2 a 1. Con este resultado, el aurirrojo saltó a la punta del campeonato de la Primera B Nacional con seis puntos cosechados, al cabo de la tercera fecha del certamen.
Los dirigidos por Carlos Trullet supieron cambiar a tiempo para poder dar vuelta un resultado que le era desfavorable al término de la primera parte, desequilibrando en el complemento principalmente a través del tándem conformado por Jonathan Cháves y José Vizcarra, siendo el “chino” rosarino el autor de los dos goles de su equipo.
No le resultó para nada sencillo el trámite al conjunto local. Es que los tandilenses salieron a esperar a Boca Unidos, con una superpoblación de volantes en la mitad de la cancha que complicaron al aurirrojo. Así, por méritos rivales, pero también defectos propios, el equipo correntino falló en la generación de juego.
En la etapa inicial, a los jugadores de Boca Unidos no se les cayó una idea, entonces el arquero Requena prácticamente no tuvo trabajo, más allá de tener que estar atento a algunos centros cruzados, o bien remates desde afuera del área, a los cuales el local tuvo que apelar para tratar de llegar con peligro al arco rival.
En ese lapso, la visita hizo su negocio. Y cuando el equipo correntino se equivocaba, buscaba sorprender con las subidas de Gáspari por derecha y Mariano González por izquierda, quedando como “llanero solitario” Michel, el delantero que fue la preocupación de la zaga central aurirroja.
Sobre el final del período inicial, y tras un rechazo de cabeza de Moisés, con el equipo volcado en ataque, porque previamente hubo un tiro de esquina a favor, Santamarina armó una contra letal. Rápidamente, Scoppa buscó a Michel, quien antes que llegue el cierre de Ortíz, sacó un derechazo desde la medialuna que se metió abajo contra el palo izquierdo de Sessa, que nada   pudo hacer.
Los silbidos despidieron a los jugadores de Boca Unidos, que se retiraron con la cabeza gacha a los vestuarios, buscando una explicación por el resultado. Es que si bien el local no inquietó arriba, tampoco sufrió sofocones abajo, y el empate era el resultado que más se ajustaba al trámite del juego.
A poco de iniciado el complemento, hubo una acción que bien pudo haber definido el partido. Sánchez Paredes perdió la pelota en una salida -dio toda la sensación de que le cometieron infracción- habilitando González a Gáspari, que se fue sólo por derecha, y cuando pisó el área sacó un remate que Sessa tapó magistralmente, evitando la segunda caída en su arco.
La acción despertó y le dio vida a Boca Unidos, que a partir de allí se erigió en dominador absoluto del encuentro. Leandro Benítez, que durante el primer tiempo pasó desapercibido, comenzó a meter estiletazos con su pierna zurda. Una pelota profunda del “chino” de Berisso para la diagonal hacia afuera de Vizcarra, terminó con un derechazo que pasó cerca del vertical izquierdo de Requena, que había salido a “atorar” al delantero.
Enseguida llegó la acción del empate. Cháves dominó una pelota por la izquierda del área, pero antes de sacar el zurdazo al arco, escuchó el grito de Vizcarra, metiendo el pase atrás para que el rosarino saque un violento zurdazo que se metió cerca del ángulo superior derecho. Imposible para Requena.
La visita respondió con una pelota que capturó Michel cerca de la medialuna, en una posición similar a la que terminó en el primer gol. Esta vez el delantero le dio de zurda contra el palo más lejano de Sessa, pasando la pelota a medio metro del vertical izquierdo.
El ingreso de Martinena por Dening le dio frescura por la derecha al local, que comenzaba a inclinar la cancha a su favor.
Sin embargo, el aurinegro estaba al acecho. Estuvo otra vez cerca en una contra de González para Fassino,  que cuando se aprestaba a fusilar a Sessa, llegó el cruce salvador de Ricardone.
  Esa fue la última reacción de Santamarina, que comenzó a sentir el gasto del juego, quedándose sin recuperación en la mitad de la cancha, donde Boca Unidos comenzaba a superarlo nítidamente, para luego desbordar por las bandas.
Baroni se perdió el segundo tras un córner de Cháves, que lo encontró sólo en el área, pero su cabezaso salió apenas  ancho.
Maduraba el gol correntino, que llegó tras un nuevo desborde de Cháves, que metió un centro con rosca para que Vizcarra se anticipe de cabeza en el primer palo a su defensor y dejé sin chance a Requena.
Tras el desequilibrio llegó la expulsión de Coronel -cruzó fuerte a Baroni- que dejó a su equipo en inferioridad numérica, ante un Boca Unidos que siguió buscando aumentar la diferencia, aunque no lo pudo conseguir.
Fue en definitiva un trabajado y merecido triunfo de Boca Unidos, que supo cambiar a tiempo para hacerse fuerte de local y cambiar los silbidos del primer tiempo por aplausos.
Fuente: Diario El Litoral de Corrientes.
Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
P