Con un joyazo llegó otra vez a la punta

PATRONATO (Paraná) 1-0 GUARANÍ ANTONIO FRANCO

Con gol de Diego Jara el Santo ganó nuevamente en su cancha y es el líder transitorio de la categoría. Patrón no tuvo su mejor versión, pero le alcanzo para imponerse a los misioneros. El domingo a las 17 visitará a Independiente Rivadavia de Mendoza sin Walter Andrade, quien ayer llegó a la quinta amarilla.

 

Patronato ganó ayer el típico partido que en otra etapa se le complicaba. Los Rojinegros salieron a buscar el encuentro desde el arranque y se encontraron rápidamente en ventaja. Después el encuentro fue raro, trabado y jugado lejos de los arcos.
La victoria lo pone otra vez en la cima a los de barrio Villa Sarmiento, al menos hasta que hoy juegue Santamarina de Tandil, que deberá ganar en su visita a Douglas Haig de Pergamino para quitarle el puesto de líder a los entrerrianos.
El encuentro entre Patrón y Guaraní Antonio Franco de Misiones fue valido por la 18ª fecha del Torneo Nacional y contó con el arbitraje de Saúl Laverni.
Diego Jara a los 15` de la primera parte anotó con pierna derecha el único gol de partido, que le sirve al Santo para alcanzar las 35 unidades en la competencia y estirar la racha sin derrotas a nueve encuentros. En Paraná solo cayó una vez y además sigue siendo el conjunto más goleador y el menos goleado. La mala noticia llegó con la amonestación de Walter Andrade, que llegó a la quinta amarilla y se perderá el próximo compromiso.
El Negro ahora deberá poner la cabeza en el siguiente juego, que será el próximo domingo a las 17 en Mendoza, cuando visite a Independiente Rivadavia por la 19ª fecha del certamen.
CON CONTROL. El partido arrancó como se presumía. Con Patronato yendo a buscar bien arriba, presionando para recuperar rápido la pelota y haciendo control cuando la tenía. Los esquemas eran similares, con los dibujos 4-4-2. La diferencia estaba marcada con los estilos de los volantes. Patrón ponía a Spinelli para contener y dar equilibrio y el resto era para ir a buscar el arco rival. Guaraní esperaba y Sagarzazu era el único mediocampista que se soltaba para acercarse a los volantes.
GOLAZO. La visita creció en el campo de juego y sumó gente en ataque. El dueño de casa salió rápido de contra y encontró espacios para lastimar. Orfano metió una pelota larga a las espaldas de los centrales y Jara quedó mano a mano con el uno Franjeado. La Joya definió cruzado, pateando con violencia de derecha a izquierda, con su pierna menos hábil. El balón se clavó en el ángulo. Terrible tanto para poner las cosas 1 a 0 a favor del equipo entrerriano.
FRANJA ADELANTADA. Guaraní sintió el impacto del gol Rojinegro. Los dirigidos por la dupla Zucarelli salieron a buscar el partido, sumaron gente en campo Santo, pero carecieron de ideas para encontrar espacios ante una defensa de Patronato, que sigue siendo la más sólida del torneo. El equipo de Delfino pasó algunos minutos sin poder sostener el balón, pero no sufrió por las carencias del rival.
FINAL CON POSESIÓN. En el tramo final de los primeros 45´ fue nuevamente Patrón el que tomó el protagonismo. Con control de la pelota, haciéndola circular y buscando siempre un compañero mejor ubicado, el volumen de juego local creció. Sobre el final Márquez pudo haber estirado la ventaja, pero un defensor misionero le arrebató la pelota cuando Rafa estaba por ejecutar a Medina.
SIN DOMINIO. La segunda etapa arrancó con muchas dudas. Patrón insinuó con una pelota que el Flaco Quiroga bajo para Jara y el concordiense no alcanzó a conectar y después se diluyó con intenciones solamente. Le costaba sostener la posesión, pero a su adversario también. Guaraní no mostraba herramientas para revertir la historia.
ORDINARIO. El juego se tornó malo. Las imprecisiones crecieron y el partido cayó en una meseta. A Patrón le convenía, porque ya que no podía liquidarlo, era importante que el rival no tenga argumentos. Pero nadie se podía distraer, porque un error podía costar muy caro.
FINAL Y TRES PUNTOS. Los minutos pasaban y el reloj era aliado del Santo. Los cambios realizados por los visitantes no resultaron, más allá de la potencia del grandote Piñero Da Silva (ex Patronato) que intentó complicar aguantando la pelota para la llegada de sus compañeros. Ceballos con un disparo desde fuera del área fue lo más inquietante para los misioneros. El partido concluyó y Patrón se quedó con lo que quería, tres puntos y la punta del torneo.
Patronato sabe que no se puede relajar, que para seguir sumando debe trabajar los partidos desde el principio hasta el final. La condición de candidato ya la tiene y por eso cada rival se jugará todo para poder vencerlo. Seguir creciendo con humildad, sobrellevando los problemas que van surgiendo y luchar cada pelota serán la clave para estirar hasta el final este buen momento.
El domingo jugará en Mendoza, ante Independiente Rivadavia, que después de una buena racha, atraviesa su pero momento en el torneo. Ir a sumar en suelo mendocino es el nuevo objetivo que tienen enfrente los dirigidos por Delfino.

Fuente: El Diario de Paraná.

P