Redes Sociales

HISTORIAS DE VIDA

Del Federal al Maracanã

Cuatro jugadores y un entrenador argentino con mil batallas en las categorías de ascenso federal de la Argentina están prontos a cumplir el sueño de cualquier hombre de fútbol: disputar un partido oficial en el mítico estadio Maracanã de Río de Janeiro. El arquero Leonardo Romero, el defensor Fernando Montenegro, el volante Brian Meza y el delantero Jorge Piñero Da Silva, todos flamantes refuerzos del club Nacional de Potosí y dirigidos por Edgardo Malvestiti, se preparan para jugar el miércoles un partido que quedará grabado para siempre en sus memorias.

Por Matías Calviño (Interior Futbolero).

Inaugurado el 24 de junio de 1950 con el partido en el que Brasil goleó por 4 a 0 a México ante más de 81 mil espectadores, el juego que abrió la cuarta edición de la Copa del Mundo, el Estadio Municipal do Maracanã de Río de Janeiro, bautizado luego en 1964 como Estadio Jornalista Mário Filho, es uno de los templos definitivos del fútbol mundial. Aquel donde los uruguayos Juan Alberto Schiaffino y Alcides Edgardo Ghiggia enmudecieron a 220 mil brasileños en el partido final de aquel Mundial, donde Pelé convirtió su supuesto gol número mil en 1969 y luego se retiró de la Verdeamarela en 1971, donde Zico hizo delirar a los millones de hinchas del Flamengo con la única obtención del Mengão de la Copa Libertadores en 1981, donde Argentina ganó su último partido en tierras cariocas con el gol de Claudio Javier López en los días previos al Mundial de Francia ’98, y donde Mario Götze impidió la mayor gesta del fútbol argentino en 2014.

El viejo diseño del Estadio Jornalista Mário Filho, antes de ser remodelado para el Mundial de 2014.

Escenario de incontables gestas y testigo de los partidos con mayor concurrencia de la historia (se afirma que el que jugaron Brasil y Paraguay en 1969, por las eliminatorias para el Mundial de México ’70, marcó el récord con 183.341 espectadores, ya que los números del Maracanazo uruguayo nunca fueron certificados), el Maracanã será pisado mañana por cinco argentinos que hasta hace muy poco tiempo recorrían los incontables kilómetros que exigen los torneos federales de ascenso del Fútbol Argentino. Fluminense, uno de los cuatro grandes de Río de Janeiro junto a Flamengo, Vasco da Gama y Botafogo, recibirá allí a Nacional de Potosí, el club boliviano que es dirigido por Edgardo Malvestiti y que acaba de incorporar a Leonardo Romero, Fernando Montenegro, Brian Meza y Jorge Piñero Da Silva, los cuatro recientemente habilitados para disputar el encuentro internacional.

El partido resultará todo un hito para la carrera de todos ellos, pero también para Nacional que estará afrontando su tercera participación en un torneo internacional organizado por la Confederación Sudamericana de Fútbol. La entidad potosina, fundada el 8 de abril de 1948, se encuentra en vilo por la envergadura del encuentro que jugarán ante los brasileños. La Banda Roja, como son conocidos también los bolivianos, jugó por primera vez en la máxima división de su país recién en 2009, y tras descender en ese mismo año volvió a ganarse la plaza al año siguiente para nunca más perderla.

En 2014, tras finalizar quinto en el campeonato boliviano, Nacional clasificó por primera vez a la edición del mismo año de la Copa Sudamericana donde fue eliminado en primera ronda por Libertad de Paraguay, a pesar de haber debutado con una victoria por la mínima diferencia (luego perdió 3 a 0 como visitante). En 2016 terminó séptimo en la tabla anual y entró nuevamente a la Sudamericana, pero esta vez logró sortear la primera llave al dejar afuera a Sport Huancayo de Perú, tras derrotarlo como local 3 a 1 y defender la diferencia en el país incaico, donde cayó por 2 a 1. Sin embargo, Estudiantes de La Plata le puso punto final a la historia de los bolivianos en el certamen internacional al ganarle los dos partidos: 1 a 0 en Potosí y 2 a 0 en La Plata.

La temporada pasada, Nacional terminó séptimo en el Apertura y sexto en el Clausura, lo que le valió un octavo puesto en la tabla anual y una consecuente clasificación para disputar nuevamente la Copa Sudamericana. El sorteo de las llaves esta vez no fue tan benevolente como los anteriores y dispuso que Fluminense sería el rival en primera vuelta. Para ello, la dirigencia del equipo Rancho dispuso en febrero la contratación de Edgardo Malvestiti como director técnico en reemplazo del español Ángel Pérez.

Edgardo Malvestiti, el entrenador argentino de Nacional de Potosí. Foto: Diario El Potosí.

El Chueco, como se lo conoce al entrenador argentino, inició de esta manera su segundo ciclo en el club luego de haber estado al mando de las riendas de los potosinos en 2016, cuando logró salvarlo del descenso. Sin embargo, su experiencia en el fútbol boliviano es mayor, ya que antes había dirigido a Blooming, Sport Boys, Real Potosí y Universitario de Sucre. Y antes de ello, tras debutar como entrenador en 2004 en San Martín de Carlos Pellegrini (Santa Fe), ya había sido ayudante de campo en Blooming y Oriente Petrolero. Tras un breve retorno a San Martín, dirigió a Sportivo Las Parejas durante el Argentino B de 2011 para luego sí retornar definitivamente a Bolivia.

Para este nuevo ciclo al mando de la Banda Roja, y ante el desafío de jugar ante Fluminense en el mismísimo Maracanã, Malvestiti echó mano en el ascenso federal argentino. Fue así como tras arreglar su retorno a Nacional, se encargó de traer cuatro refuerzos bien conocidos por los seguidores del fútbol del interior. El primero en llegar fue Fernando Montenegro, que en 2009 jugó para Alumni de Villa María e hizo lo propio entre 2013 y 2015 en Altos Hornos Zapla de Palpalá, equipo con el que disputó un partido de Copa Argentina ante Gimnasia de La Plata. El defensor de 30 años se desempeñó el último año en Berazategui, equipo de la Primera C, antes de viajar a Bolivia, en donde ya había vestido la camiseta de Petroleros de Yacuiba en la temporada 2012/2013 del fútbol de aquel país.

Luego, tan solo la semana pasada, llegaron los otros tres argentinos. El arquero santafesino Leandro Romero de 26 años, que tras debutar en Central Córdoba de Rosario jugó en el Argentino B para Huracán de Gobernador Gregores y Gutiérrez de Mendoza, para luego pasar por las filas de Puerto San Martín donde en 2014 logró el ascenso al Federal B. Al año siguiente se transformó en jugador de Sportivo Las Parejas y luego fue transferido a Juventud Antoniana de Salta, club en el que jugó muy poco, motivo por el cual decidió retornar a Central Córdoba, donde jugó hasta el año pasado. Tras atajar para Sportivo Cañadense en el Federal C 2018, armó las valijas y se convirtió en nuevo jugador de Nacional.

Brian Meza, Jorge Piñero Da Silva, Fernando Montenegro y Leandro Romero, los flamantes refuerzos de Nacional de Potosí para el partido ante Fluminense.

 

El tercer refuerzo es Brian Meza, volante de 26 años con gran experiencia en los torneos federales. Luego de hacer las divisiones inferiores en Rosario Central, el mediocampista jugó también en los clubes santafecinos Central Córdoba, Tiro Federal y Sportivo Las Parejas, además de contar también con un paso por San Martín de Tucumán. Por último, tal vez la incorporación de mayor renombre, aparece el delantero misionero Jorge Piñero Da Silva, el romperedes que hizo delirar a los hinchas de la CAI de Comodoro Rivadavia, Guaraní Antonio Franco de Posadas y el Deportivo Madryn. La última temporada, el atacante de 30 años vistió la camiseta de Cipolletti en donde convirtió 8 goles en 24 partidos jugados, tal vez el grito más recordado de ellos fue el que le hizo a San Lorenzo de Almagro por los 32vos de final de la Copa Argentina 2017, la tarde que Cipo cayó por penales ante el Cuervo.

El partido ante Fluminense en el Maracanã de Río de Janeiro se presenta como un duro escollo y el entrenador argentino lo sabe: “Estamos trabajando con la idea de hacer las cosas bien, pero sabemos que el Fluminense es favorito. Tiene un gran plantel y es muy fuerte internacionalmente. Tendremos que ser inteligentes para hacer un buen partido como visitantes”, declaró para la prensa boliviana desde Santa Cruz de la Sierra, donde Nacional se preparó para el duelo en Brasil. La del miércoles será una noche que dejará un recuerdo imborrable para Edgardo Malvestiti, Fernando Montenegro, Leandro Romero, Brian Meza y Jorge Piñero Da Silva, todos hombres del fútbol de ascenso federal que defenderán la camiseta de Nacional de Potosí, en una jornada que será histórica para ellos y para la Banda Roja.

Comentarios

Comunidad IF

Murió Mauricio “El Turco” Hanuch, ex jugador de Olimpo y Talleres

Mauricio Hanuch, reconocido exfutbolista con pasado en Olimpo y Talleres, falleció a los 43 años a causa de un cáncer de estómago. Ya había estado grave de salud hace diez años, cuando debió ser intervenido por una insuficiencia renal.

Hanuch, quien tras su retiro de la actividad profesional en 2009 se dedicaba a ser un nexo comercial entre jugadores argentinos y clubes portugueses, descubrió que tenía un tumor estomacal durante su estadía en el país luso el año pasado, en la cual cerraba los traspasos de Agustín Marchesín y Renzo Saravia al Porto. Regresó a la Argentina para operarse de urgencia. La intervención quirúrgica duró cerca de seis horas, en la que consiguieron extirparle el tumor pero que sin embargo, no pudo evitar que debiera someterse a la quimioterapia, de la cual no pudo sobreponerse.

A fines de 2010, debió ser sometido a un trasplante de riñón, tras sufrir una insuficiencia renal grave que provocó que funcionara al mínimo de sus posibilidades. El Turco recibió la donación que precisaba gracias a su hermana Yanina, cuyo órgano tenía el mayor grado de compatibilidad. Al culminar esa operación, el exmediocampista ofensivo se recuperó de tal modo que hasta hace poco tiempo después se animó a volver a jugar la pelota con sus afectos.

El exmediapunta, nacido en Ciudad Evita, tuvo un breve pero recordado paso por el Interior. Disputó la temporada 2003/2004 en Olimpo, en la cual aseguró la permanencia del equipo bahiense en Primera. Luego de esa experiencia en el Aurinegro, donde jugó 27 partidos y anotó dos goles, se marchó a Córdoba. Llegó a Talleres como uno de los refuerzos estelares tras el descenso de la T a la B Nacional en 2004 con la idea de poder retornar a la máxima categoría. No obstante, tan sólo estuvo en nueve encuentros y anotó apenas un tanto en ese primer semestre y el fideicomiso que gerenciaba al Tallarín de Barrio Jardín -había quebrado en diciembre de aquel año-, optó por rescindirle su contrato.

En nuestro país también lució las camisetas de Platense -donde debutó-, Independiente, Estudiantes de La Plata, Deportivo Morón. Defensores de Belgrano y Nueva Chicago. Su trayectoria incluyó también un periplo internacional ya que emigró para jugar en las ligas de Portugal (Sporting Lisboa y Santa Clara), España (Badajoz), Brasil (Río Branco) y Albania (Dinamo Tirana). Decidió colgar los botines en el Calamar de Saavedra, el club que resultó ser su segundo hogar y siempre lo cobijó como un hijo pródigo.

Comentarios

Mostrar Todo

Comunidad IF

IG Live junto a Ricardo Giusti

Ricardo Giusti, ex jugador de Newell´s , Independiente y campeón del Mundo con la Selección Argentina en 1986, dialogó a través de IG Live con Interior Futbolero. Anécdotas, club que preside en Albarellos y mucho más en una entretenido mano a mano.

📌 Nació en Albarellos, un pequeño pueblo en la Pronvincia de Santa Fe
📌 Hoy es Presidente del Club de su pueblo – Sportivo Albarellos
📌 Fue Campeón del Mundo 🏆en 1986 con la Selección Argentina 🇦🇷
📌 Infinitas cantidad de anécdotas junto a Ricardo Bochini ⚽

Comentarios

Mostrar Todo

HISTORIAS DE VIDA

Velaron los restos de Tomás “Trinche” Carlovich

Esta mañana, en el estadio Gabino Sosa, velaron y homenajearon al difunto Tomás “Trinche” Carlovich ante la presencia de  familiares e hinchas del club Central Córdoba de Rosario, en donde Carlovich supo ser ídolo.

El día de ayer fue confirmado su fallecimiento, tras no sobrevivir a una fuerte golpiza que recibió cuando le robaron su bicicleta en la ciudad de Rosario.Tanto sus allegados como dirigentes y simpatizantes de la institución rosarina se congregaron para despedir a una de las leyendas del fútbol argentino.

Cabe aclarar que este velatorio fue autorizado manteniendo distancia entre las personas y con el uso de barbijos, ya que la cuarentena sigue en la ciudad santafesina.

Comentarios

Mostrar Todo

HISTORIAS DE VIDA

Murió Tomás Felipe “El Trinche” Carlovich, prócer mítico del fútbol rosarino

En el Charrúa, donde consiguió el título y el ascenso a Primera B en 1973, estuvo en cuatro etapas: 1972-1974, 1978, 1980-1983 y 1986, anotando 28 goles en 236 partidos.

El histórico crack de Rosario que supo disfrutar Central Córdoba en toda su plenitud falleció a los 74 años producto de un derrame cerebral tras ser víctima de una violenta y absurda golpiza por parte de un delincuente que quiso robarle la bicicleta en su Rosario natal.

El fútbol argentino está de luto. El “Trinche” Carlovich dejó de existir este viernes luego de sufrir un ridículo crimen en la Zona Oeste de Rosario. El miércoles pasado, cuando circulaba en su bicicleta en las intersecciones de Paraná y Eva Perón, un joven inadaptado le dio una cruel e innecesaria paliza para intentar sustraerle su vehículo. El malviviente interceptó al símbolo futbolero rosarino que supo brillar en los ’70 y los ’80 y le propinó un golpe que lo tumbó al suelo. El impacto de la caída fue de tal gravedad que dejó inconsciente al exfutbolista ya que le provocó una hemorragia cerebral que resultó fatal. 48 horas más tarde, Carlovich perdió la vida en el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez de la ciudad santafesina.

¿Quién fue Tomás Felipe Carlovich? Un talento ilustre del ascenso argentino que perdurará en la memoria de todo futbolero pese a no tener registro fílmico de sus hazañas en el campo de juego las cuales trascendieron a través del boca en boca de generación en generación. Dichas anécdotas lo condecoraron como una leyenda urbana a tal punto que quienes supieron disfrutarlo en acción afirman haber sido el mejor jugador que pisó una cancha de fútbol de nuestro país, incluso por el propio Diego Armando Maradona. Todos coinciden que el Trinche fue un crack que no trascendió el éxito ya que aborrecía la disciplina necesaria que debía encarar un futbolista profesional. Nunca le gustó entrenar.

Siempre fue el Trinche. Nadie jamás lo conoció por su nombre de pila. Nunca supo el motivo que le valió hacerse acreedor de su apodo exclusivo. Carlovich, que fue el menor de los siete hijos de un inmigrante plomero croata que se radicó en Rosario, forjó su amor por la pelota en el Barrio Belgrano donde se crió toda su vida. Se inició futbolísticamente a los 15 años en las divisiones inferiores de Rosario Central donde encontraría su lugar en la cancha como volante central. A los 16 se fue a préstamo al Sporting de Bigand y se coronó campeón de la Liga del Sur. Retornó a Arroyito para debutar en Primera División cuatro años después. Sin embargo, en el Canalla jamás pudo asentarse y decidió marcharse de la Academia, hasta que recaló en Central Córdoba, la institución de su ciudad que se convertiría en su segunda casa.

Para mí, jugar en Central Córdoba fue como jugar en el Real Madrid”, confesó alguna vez el Trinche. En el Charrúa, Carlovich estuvo en cuatro etapas y disputó nueve temporadas: de 1972 a 1974, en 1978, de 1980 al 83 y durante 1986, anotando 28 goles en 236 partidos. Como frutilla del postre a su estadía con la camiseta del club de sus amores, conquistó el título y el ascenso a Primera B en 1973.  Además de regalar alegrías a quienes asistían a verlo al Gabino Sosa de Barrio Tablada -entre ellos, afirman que incluso iba Marcelo Bielsa-, también vistió las camisetas de Flandria, Colón de Santa Fe, Independiente Rivadavia de Mendoza, Deportivo Maipú, Andes Talleres Sport Club y Newell’s Old Boys de Cañada de Gómez.

El Trinche resultó ser un clásico número “5” que se hizo famoso en Rosario por patear los penales sin carrera y por sobre todo, ser especialista en caños. Su jugada más recordada fue el “doble caño”, acción en la que hacía pasar la pelota entre las piernas de sus contrarios en jugadas consecutivas. El Gráfico lo describió como “un volante central elegante, virtuoso y algo displicente. De ritmo lento, pero de razonamiento inversamente proporcional a su andar. Carlovich es algo así como el máximo exponente del arco lírico del fútbol argentino”. Su particular estilo, inspiró a Roberto Fontanarrosa quien supo plasmar sus andanzas en sus cuentos futboleros.

Siempre recibió elogios por parte de todas las principales figuras futbolísticas de nuestro fútbol. Pero sin lugar a dudas hubo uno que destacó sobre el resto. El del propio Maradona, a quien conoció en febrero de este año. cuando Gimnasia visitó la ciudad para enfrentarse a Rosario Central por la Superliga. El inolvidable encuentro, que se dio en la concentración del Lobo, fue descripto de este modo por el propio Carlovich: “Lo primero que se hizo fue acordarse de mi vieja. ‘Trinche, la concha de tu madre…’ entonces se vino y me abrazó…. Me empezó a hablar al oído y no paraba. Hasta me firmó una camiseta y me puso ‘Trinche, vos fuiste mejor que yo’”.  Previamente, el capitán del equipo campeón del mundo en México ´86 ya lo había vanagloriado en 1993, cuando arribó para jugar en Newell’s, previo a lo que fue su último Mundial en Estados Unidos: “Yo creía que era el mejor, pero desde que llegué a Rosario escuché maravillas de un tal Carlovich, así que ya no sé…”.

Cuenta la leyenda que su anécdota estelar ocurrió cuando la Selección Argentina fue testigo de sus virtudes futbolísticas al disputar un partido amistoso y cayó 3 a 1 contra un combinado de futbolistas rosarinos, como preparativo al Mundial de Alemania 1974. El Trinche era el único de la formación titular que no jugaba ni para Newell´s ni Rosario Central, quienes aportaron 5 por lado a no aquel selectivo. Los rumores afirman que el técnico Albiceleste, Vladislao Cap, le solicitó al DT del equipo de la ciudad santafesina que retire a Carlovich de la cancha, ya que jugó tan bien aquel día a tal punto que estaba humillando al equipo nacional. Esa actuación le valió una convocatoria de César Luis Menotti a un preseleccionado en 1976. Sin embargo según, recuerda el Flaco, el díscolo crack no se presentó porque se fue a pescar: “No sé si había salido a pescar o a una isla. No recuerdo. La respuesta que me dio fue que no pudo regresar porque el río estaba alto”,

Se divulga incluso que el Trinche tuvo la oportunidad de trascender a nivel internacional ya que aseguran que le ofrecieron marcharse al famoso New York Cosmos, que tuvo como estrella máxima a Pelé y en el que también jugaron otras glorias del fútbol mundial como Carlos Alberto y Franz Beckenbauer. Carlovich afirmó la historia, ya que aseguró que fue el propio O Rei quien le bajó el pulgar y le impidió conocer la Gran Manzana para jugar a la pelota, su frase de cabecera a la que recurría para describir que él siempre dijo que hacía. “Hay comentarios malos, a mí me bajó el dedo Pele, esos son los comentarios que siempre me han llegado. No me gusta hablar, pero me parece que pasó eso”.

Profeta en su amado Rosario, su ciudad de toda la vida, el Trinche nunca deseó más de lo que ganó en el fútbol. Nunca soñó con transformarse en una figurita reconocida. Prefirió siempre aprovechar la virtud de su talento por el mero espíritu amateur que aspirar a la fama y al dinero. Era un atorrante atrevido de potrero que jamás le gustó presentarse a un entrenamiento ni a la exposición pública.  Su único deseo fue jugar a la pelota cerca de su casa en el Barrio Belgrano, el lugar donde lo criaron sus padres fue el mandato de su vida. Sólo quería disfrutar de tener con la pelota en los pies y gambetear sin importarle a quién tenía enfrente. El bar El Cairo, el lugar donde era más famoso que el propio Lionel Messi, extrañará -al igual que su querido Central Córdoba- sus historias de esplendor como futbolista que eternizaron su mito como gloria legendaria del fútbol argentino. ¡Que En Paz Descanses Trinche!

 

Comentarios

Mostrar Todo

Federal A

IG LIVE – Mauro Laspada (Ex jugador de Olimpo B.B.)

A través de nuestro Instagram, charlamos junto a Mauro Laspada, ex jugador de Olimpo (Bahía Blanca). Habló de todo: el descenso de Roca, el ascenso como jugador en Olimpo y la situación que vive hoy el aurinegro. No descartó ser dirigente en un futuro y opinó sobre los últimos dos años: “fueron a comprar pan a la carnicería”. Imperdible mano a mano.

 

 

📲 A través de nuestro Instagram, charlamos junto a Mauro Laspada, ex jugador de Olimpo (Bahía Blanca).

📌 Se inició y se retiró en Sporting (Punta Alta)

📌 🏆Ascendió con Olimpo en la temporada 2001-2002 logrando el ascenso a Primera División.

📌 Dirigió como DT a Juventud Antoniana de Salta, Deportivo Roca.

📌Es recordado por su marca agresiva 👊 .

Comentarios

Mostrar Todo

HISTORIAS DE VIDA

IG LIVE – Junto a Matías Pellegrini (Ex jugador Estudiantes LP – Actual en Inter Miami CF)

A través de nuestro Instagram, hablamos con Matias Pellegrini, actual jugador de Inter Miami CF (USA) nacido en Magdalena.

 

 

📌 Como esta viviendo la cuarentena lejos de Argentina y lo que hace en este tiempo de encierro

📌 Se inició en CRIM (Centro Recreativo Integral de Magdalena) 🔶⚫

📌 En sus comienzos era goleador y asistidor

📌 Debutó profesionalmente con Estudiantes de La Plata 🇦🇹

📌 Antes de irse de Argentina ayudaba a su abuela en la panadería 🥖

📌 Su adaptación al ingles y la promesa a su madre sobre el idioma 🤣

📌 Como vive los partidos del pincha a la distancia 🤬

📌 La vez que conoció a Kobe Bryant 🏀

📌 Nos contó un poco la intimidad del vestuario del Inter Miami

📌 Su relación con David Beckham, dueño del club estadounidense

Comentarios

Mostrar Todo

HISTORIAS DE VIDA

Cuarentena día 27: Fabricio Bustos, el tractor de Ucacha

En Interior Futbolero continuamos con los grandes especiales durante la cuarentena y en esta ocasión, en el día 27, te acercamos un mano a mano muy emotivo junto a Fabricio Bustos.

En Ucacha, su pueblo natal, el lateral derecho repasó sus inicios y momentos en Independiente de Avellaneda y la Selección.

Disfrútalo, y no te olvides ¡Quedate en casa!

Comentarios

Mostrar Todo

Comunidad IF

Cuarentena día 25: mano a mano con Leopoldo Jacinto Luque

En el día N° 25 del aislamiento social, preventivo y obligatorio, te acercamos la historia de Leopoldo Jacinto Luque y sus raíces en el fútbol de interior. El campeón del mundo con Argentina en 1978 dio sus primeros pasos en Unión de Santa Fe, pasando por diversos clubes; como Central Norte, Atenas de Santo Tome, Gimnasia de Jujuy, entre otros.

Además no solo se ha desempeñado en jugar. También fue entrenador del Tatengue, Central Córdoba de Santiago del Estero, Argentino de Mendoza, entre los destacados.

Reviví el especial completo a continuación:

Comentarios

Mostrar Todo

Comunidad IF

Julio Olarticoechea: “No se como saqué esa pelota”

El ex jugador de la Selección Argentina de fútbol  Julio Olarticoechea habló a través de un vivo de Instagram con Interior Futbolero acerca de sus inicios como jugador en Saladillo, sus anécdotas con Carlos Bilardo, su espectacular salvada ante los ingleses y  recordó a Tata Brown.

Al comenzar la entrevista, “El Vasco” habló sobre sus comienzos como jugador de fútbol en su ciudad natal:”Desde los cuatro años mi pasión era el fútbol. Arranqué a jugar en las inferiores de Argentino de Saladillo a los 10 años y estuve ahí hasta los quince años cuando me fui  a probar a Racing. Llegué a debutar en la  primera del club antes de irme a Avellaneda. En Argentino me quedaron amigos con los que todavía tengo relación. 

Monumento al Vasco Olarticoechea, en Saladillo.

“Bilardo me convocó en abril de 1986 para hablar en una confitería. Llegó y estaba solo él. Me dice de ir a una gira  y le dije que no, porque estaba enojado con él, ya que no me tuvo en cuenta para un viaje con la selección unos años atrás. Después me vuelve a llamar para reunirnos y yo le dije que me estaba yendo a Saladillo. Entonces me esperó en la autopista 25 de mayo para charlar y con un ladrillo que tenía en su auto me dibujó una cancha para explicarme algunas cuestiones tácticas. Pasaron unas tres semanas de ese momento y yo ya estaba yendo al Mundial con todo el equipo”, comentó Olarticoechea acerca de una de las anécdotas que vivió junto a Carlos Bilardo antes de viajar al Mundial de México 1986 con la Selección Argentina.

“No se  como saqué esa pelota, pero en ese momento estaba en el lugar indicado. El partido se estaba complicando y por suerte pude salvar al equipo del empate de los ingleses. En ese momento tuvimos al número uno (Diego Maradona), pero detrás teníamos un muy buen grupo y un excelente cuerpo técnico”, manifestó el ex jugador de Racing con respecto a la pelota que sacó en la línea ante Inglaterra, en los cuartos de final de la Copa del Mundo , donde Argentina se consagraría campeón.

Por último, Olarticoechea se refirió al fallecimiento de José Luis Brown, quién fue su compañero en el seleccionado:”Fue duro para todos. Era un tipo espectacular. Nosotros vimos que él tenía problemas de memoria y como se fue deteriorando. Fue tremendo ver eso. Ya no tenía solución lo que le pasaba”.

 

 

 

 

Comentarios

Mostrar Todo
P