Dosis de fe

Mauro Orué, de gran labor inclusive jugando como marcador de punta, le pone paños fríos a la diferencia que sacó Huracán: “Depende de nosotros”.

Fuente: Mario Aguirre/MendozaGol

Foto: Crack Mendoza

La línea defensiva es fundamental en el sistema de juego que usó Sergio Scivoletto para que Gutiérrez llegara a la final por un ascenso al Federal A. Mauro Orué, a quién en la última parte del torneo le tocó jugar de marcador de punta, cumplió un excelente papel a lo largo de la temporada.

El defensor explica lo que se vive en estos días: “Esto es inexplicable. Estoy muy contento, con muchas ganas de dar la vuelta. Espero el día domingo para poder demostrar que jugamos en nuestra casa. Tenemos que salir a ganar y lograr el objetivo”.

El 1-0 en contra del partido de ida no es un resultado catastrófico ni mucho menos, según Orué: “Después del partido, nos fuimos con mucha bronca, aunque luego, con el paso de las horas, nos dimos cuenta de que es un resultado que se puede remontar y que depende de nosotros”.

Y agregó el Vasco: “Es la primera vez que estoy en una Primera, en un Argentino B, y ya me encuentro con esto. En el primer torneo ya juego una final, son cosas que no se viven todos los días. Estoy aprovechando al maximo, a full, cada momento y esperando el domingo para dejar todo”.

Gutiérrez está obligado a ganar para ascender y deberá hacerlo en su cancha, donde no pierde desde hace ocho partidos (siete victorias y un empate). Orué explicó: “De local tenemos que salir a presionar, pensando en el otro arco, como siempre lo hicimos, no solo de local, sino también de visitante. Por ahí nos fué mejor de local por una cuestión lógica, pero siempre fuimos a atacar en cualquier cancha”.

Además, el Perro todavia no recibe goles en los playoffs jugando en su casa y Mauro se ilusiona con esto: “Es una virtud que se dio en los cruces. Ojalá que se repita el domingo, que nos quedemos con el arco en cero y con el triunfo para la alegria de la gente”.

P