Redes Sociales

MOMENTOS UNICOS

El final fue donde partió y donde seguirá estando

Publicado

el

FOTO: MUNDO D - LA VOZ DEL INTERIOR

OPINIÓN – Lucas Bendayan

Pablo Aimar no eligió el Monumental. Tampoco el Estadio de Mestalla del Valencia, ni la casa del Benfica, ni el club malayo Johor Darul Takzim. Ni siquiera optó por una despedida con Messi, quien tranquilamente hubiera accedido por ser su ídolo desde pequeño.

El Payaso no lo dudó nunca. Desde que arrancó su larga y exitosa carrera futbolística siempre supo que el último partido de su vida como profesional lo iba a jugar en  Estudiantes de Río IV, su club, su ciudad. Porque ahí nació. Porque el Estadio Ciudad de Río IV lo conoce de memoria. Porque no sólo lleva un vínculo con los que están dentro de la cancha, entre ellos su hermano Andrés, y un par de amigos y familiares que se emocionan muchísimo desde la platea, como el Payo, su padre. También conoce al kioskero que está en lo alto de la popular con su hijo pequeño, al diariero que desde chiquito lo sigue en inferiores y que no quería perderse el último partido de su ídolo. Hasta Marcelo Bielsa se hizo presente, a quien tiene como uno de los técnicos más importantes de su carrera.

“Se termina una etapa acá. Ellos me acompañaron para todos lados y le quiero agradecer”, expresó Pablo al finalizar el encuentro. Porque los tiene en su memoria, por siempre, por más que durante años haya vivido en otros continentes. Porque son parte suya. Y lo serán siempre. Ese sentimiento de identidad es único e irrepetible.

Y todos ellos lo disfrutaron. Se dieron el gusto de verlo dar sus destellos de calidad: el caño que hizo al inicio del partido, el remate de derecha tras un gran enganche y varias habilitaciones sacadas de la galera. Todos gozaron de su excelente juego. Hasta los jugadores rivales de Sportivo Belgrano, ni bien terminó el partido, le pidieron una foto. Pero lo más importante fue que Pablo disfrutó de su gente, de los más de 10 mil hinchas que se hicieron presentes.

“Para mi salió bien porque pude jugar un rato con mi hermano. Y les agradezco a toda la gente de Río IV porque me tratan como uno más”. Es que en Río IV no es Pablo Aimar. Es Pablito. Es el chico que nació en la ciudad y fue un crack con la pelota, y lo seguirá siendo. “El final es donde partí”, eligió para despedirse. Pero aseguró que no partirá nunca. Afirmó que seguirá siempre vinculado con el León, desde otro lado, es cierto, pero continuará siempre porque es parte suya.

Comentarios

Efemérides

A 8 años del ascenso de Alvarado al Argentino A en la “Batalla de Roca”

Publicado

el

El 16 de junio de 2012 es un día especial para el mundo Alvarado. Tras vencer al Deportivo Roca en una final que contó con una serie de condimentos que quedaron grabados en la historia del fútbol marplatense, los hinchas del Torito celebran desde hace 8 años el ascenso al Argentino A, hoy denominado Federal A.

La agresión a Nicolás Colaneri en el inicio del encuentro, la suspensión de más de una hora y la decisión del árbitro, Carlos Salinas, de que todo continúe como si nada fueron los primeros condimentos de una tarde histórica.

Posteriormente, Juan Ignacio Fittipaldi abrió el marcador, pero la reacción de Roca fue rápida y otra vez el encuentro quedó en pardas. Un “bombazo” de Diego Galeano de larga distancia puso nuevamente arriba en el tanteador a los dirigidos por Gustavo Noto. Sin embargo, el Naranja logró el empate definitivo, todo en los primeros 45 minutos, para que el ascenso se definiera desde el punto del penal.

Desde los 12 pasos, Ignacio Chiappa se convirtió en leyenda atajando dos penales y convirtiendo el suyo para que el delirio y la fiesta se mude a la Feliz. Allí, un reconocimiento inolvidable de hinchas que en pleno invierno esperó el arribo del plantel y enfiló una caravana, cerca de la madrugada, hasta las puertas del club.

Todo emocionante, como la definición por penales en cuartos ante El Linqueño, en semis frente al Deportivo Madryn y en la final ante Roca en las páginas doradas de Alvarado.

Síntesis

Deportivo Roca 2 (3): Darío Sand; Diego Guevara, Mauro Palomeque, Damián Jara y Dómini; Fernando Fernández, Mauro Goette, Héctor Castro y Alejo Gelatini; Leandro Puig y Cristian Taborda. DT: Ricardo Pancaldo.

Alvarado 2 (4): Ignacio Chiappa; Nicolás Colaneri, Leonardo Tambussi, Ezequiel Villalba y Junior Ischia; Gastón Erviti, Gabriel Christovao, Juan Fittipaldi y Juan Sosa; Esteban Rivas y Diego Galeano. DT: Gustavo Noto.

Cambios: Diego Flamenco por Colaneri, Roberto Cornejo por Erviti y Sebastián Fernández por Sosa.

Goles: PT Fittipaldi (A), Taborda (DR), Galeano (A) y Jara (DR).

Definición por penales: para Alvarado convirtieron Christovao, Chiappa, Ischia y Cornejo; Sand le contuvo el remate a S.Fernández. Para Deportivo Roca anotaron Prioreschi, Luna y Taborda; Chiappa detuvo los disparos de F.Fernández y Palomeque.

Árbitro: Carlos Salinas, de Mendoza.

Estadio: Luis Maiolino, de General Roca.

Comentarios

Mostrar Todo

Comunidad IF

A 43 años del primer gol de Maradona en la Selección Nacional

Publicado

el

La Selección juvenil en la cancha de Cipo con la presencia de Maradona, que posa en el centro de la fila inferior, concretó su primer grito patrio con un golazo para ganar el partido.

El 8 de abril de 1977 no es una fecha más en la historia del fútbol argentino. Aquel día, Diego Armando Maradona marcó su primer gol vistiendo los colores representativos de nuestro país. Fue para darle la victoria por 2 a 1 al seleccionado Sub 20 en un amistoso disputado contra Cipolletti en La Visera de Cemento.

El presente de Cipolletti no es el mejor, ya que en los últimos años se acostumbró a pelear sea la permanencia o el ascenso en el Federal A. Sin embargo, el conjunto de Río Negro tiene un motivo para sonreír cada 8 de abril. Hace 43 años, recibió en su cancha a la Selección juvenil, que le remontó el encuentro y se impuso por 2 a 1. Esa tarde, quien jugó y le convirtió al elenco albinegro fue nada más y nada menos que Diego Maradona, el cual sería su debut en las redes luciendo la camiseta Albiceleste.

El equipo representativo nacional, dirigido tácticamente por Rogelio Poncini, se presentó en el Valle con esta alineación: Oscar Alberto Vijande, Hugo Alves, Ricardo Fussani (Julio Olarticoechea), Edgardo Bauza, Romero, Roberto Gáspari (Miguel Candedo), González (López), Sergio Luna, el propio Maradona -quien tenía tan sólo 16 años-, Eduardo Delgado y Rubén Pérez.

El partido arrancaría para sorpresa de todo Cipo en la Visera con gol del Albinegro. Rodolfo Juárez abrió la cuenta por intermedio de un tiro libre a los 25 minutos de la primera etapa. Sin embargo, en la agonía del encuentro, la jerarquía del combinado nacional fue demasiado para el Capataz. Candedo empató a los 40’ del complemento y, dos minutos después,  llegaría el gol del Pibe de Oro nacido en Villa Fiorito. Ese resultaría ser el primero de los 48 tantos que anotó el Diez defendiendo el escudo de la AFA a lo largo de su carrera.

El gol del talentoso prodigio del semillero de Argentinos Juniors fue descripto así por Juan Enrique Strak, titular del elenco patagónico en aquel día que se transformaría en inolvidable para nuestro fútbol. “Fue muy similar al gol que le hace a Bélgica en México ’86. Maradona arrancó desde mitad de cancha, gambeteó  a 4 jugadores, incluyéndome a mí y definió pegado al palo en el arco que le da las espaldas al pasaje Kleppe.”

“El amistoso se dio gracias a que Vicente Cayetano Rodríguez, nuestro entrenador, porque era muy cercano a César Menotti, que dirigía la Selección mayor. Es más, incluso pasó a ser integrante auxiliar del plantel que disputó el Mundial de Argentina al año siguiente”, explicó el exmediocampista central del Capataz. Gracias a la afinidad de Cayetano con el Flaco, Cipo se dio el lujo de poder también enfrentar al Cosmos de Nueva York (que contaba con estrellas del fútbol mundial como Franz Beckenbauer y Carlos Alberto), y los seleccionados de Hungría y Polonia.

“Ninguno de nosotros lo conocía a Diego, nos tomó totalmente por sorpresa. Había hecho su debut como titular unos días antes (NdR: fue el 23 de marzo, triunfo por 3-2 ante un combinado de Chascomús). todos los que lo vimos jugar aquel día, nos dimos cuenta que era un distinto. Estaba destinado a hacer historia.”, comentó el Ruso, una reconocida gloria del conjunto rionegrino. El amistoso correspondió a una gira que disputó el Sub 20 por el país como preparativo al Sudamericano de Venezuela, en el cual no pudo clasificar al Mundial de Túnez de aquel año. Sin embargo, el astro nacional tendría revancha ya que en 1979 se consagraría con la Celeste y Blanca en la cita mundialista de aquella categoría en Japón.

“Te imaginarás que no era común que la Selección viniera a jugar al Interior de nuestro país y mucho menos acá a Cipo. Ese día en el Valle, que tenía capacidad para 12.000 personas a lo máximo estaba totalmente colmada.“, comentó Strak sobre el marco de público de aquel histórico 8 de abril de 1977. Quienes estuvieron presentes ese día en la Visera de Cemento pueden presumir de haber visto al Pelusa meter su primer gol con la casaca de Argentina justo ante Cipolletti, un hecho que sin duda alguna es motivo de orgullo para todo hincha del Capataz de la Patagonia.

La formación de Cipo aquel histórico día. Arriba: Machado Gómez, Murillo, “Chochó” Flores, “Ruso” Strak, Dalmás y Ledesma. Abajo: Dorado, García, Franco, “La Rana” Juárez y “Bambi” Flores. (Gentileza: Cipo Pasión)

 

Comentarios

Mostrar Todo

Interior Futbolero TV

A 43 años de los primeros goles de Maradona como profesional

Publicado

el

El 14 de noviembre de 1976 Diego Armando Maradona marcó sus primeros goles con la camiseta de Argentinos Juniors, que fueron los primeros como futbolista profesional. En Interior Futbolero Tv te mostramos el siguiente informe especial con un repaso de lo que fue aquella jornada ante San Lorenzo de Mar del Plata.

 

Comentarios

Mostrar Todo

Comunidad IF

Sebastián Diana: “Al Chulo Rivoira lo quería todo el mundo”

Publicado

el

El defensor uruguayo llegó a la Argentina en 2017 para ponerse a las órdenes del “Chulo” Héctor Rivoira en Crucero del Norte. Tras eliminar a Boca de la Copa Argentina con Almagro, se hizo un rato para recordar al mítico DT.

Sebastián Diana desembarcó en Misiones tras un largo periplo por el fútbol uruguayo, chileno y costarricense. Quien lo recibió en su primera aventura en Argentina fue el Chulo Rivoira. Tras conocerse la noticia de que el Chulo sucumbió en el día de ayer, víctima de un cáncer de colon, Diana le atendió el teléfono a Interior Futbolero para recordarlo.

Yo me enteré que el Chulo estaba enfermo unos meses después de que se fue de Crucero, pero me pidieron que no diga nada. Lamentablemente, hoy me enteré de la noticia“, contó el defensor.


Crucero del Norte fue el último club que dirigió el Chulo Rivoira

Rivoira era, ante todo, muy buena gente. Dentro de la cancha era muy profesional. Y fuera de ella siempre lo miras con respeto, porque es tu entrenador, pero él te agarraba para charlar mano a mano, como iguales, y te dabas cuenta que era un tipazo. Su manera de trabajar, el profesionalismo, el respeto, esas cosas lo hacían distinto. Era siempre positivo, te marcaba los errores pero para hacerte progresar. Y teníamos charlas que te sirven para la vida más que para el fútbol. Eso es muy fuerte viniendo de un DT“, rememoró emocionado el uruguayo.

Rivoira te decía: “Andá y hace esto”. Y si lo hacías pasaba lo que él decía“, contó.

Y luego describió el momento en el que se enteró del fallecimiento: “Lo de Rivoira me dejó de un extremo al otro. Me levanté feliz por lo que habíamos logrado con Almagro, dejarlo afuera nada menos que a Boca, jugando bien. Y en eso me entró un mensaje de un amigo avisándome de lo del Chulo y te nubla totalmente. Va mucho más allá del fútbol. Me quedé nulo“.

Y concluyó su recuerdo: “A la familia no le va a llenar ese vacío, pero sí deben estar muy orgullosos de todo lo que lo quieren al Chulo. Porque muchísima gente lo quería y respetaba“.

Finalmente, Diana se refirió a la victoria ante Boca: “Había nervios por lo que es Boca y por lo que generó De Rossi. Pero nosotros preparamos un partido inteligente y salió bien. Y esto nos va a ayudar a futuro“.

Comentarios

Mostrar Todo

MOMENTOS UNICOS

La vuelta de Nacho Fernández a Dudignac, el club que lo vio nacer

Publicado

el

Comentarios

Mostrar Todo

HISTORIAS DE VIDA

Del Federal al Maracanã

Publicado

el

Cuatro jugadores y un entrenador argentino con mil batallas en las categorías de ascenso federal de la Argentina están prontos a cumplir el sueño de cualquier hombre de fútbol: disputar un partido oficial en el mítico estadio Maracanã de Río de Janeiro. El arquero Leonardo Romero, el defensor Fernando Montenegro, el volante Brian Meza y el delantero Jorge Piñero Da Silva, todos flamantes refuerzos del club Nacional de Potosí y dirigidos por Edgardo Malvestiti, se preparan para jugar el miércoles un partido que quedará grabado para siempre en sus memorias.

Por Matías Calviño (Interior Futbolero).

Inaugurado el 24 de junio de 1950 con el partido en el que Brasil goleó por 4 a 0 a México ante más de 81 mil espectadores, el juego que abrió la cuarta edición de la Copa del Mundo, el Estadio Municipal do Maracanã de Río de Janeiro, bautizado luego en 1964 como Estadio Jornalista Mário Filho, es uno de los templos definitivos del fútbol mundial. Aquel donde los uruguayos Juan Alberto Schiaffino y Alcides Edgardo Ghiggia enmudecieron a 220 mil brasileños en el partido final de aquel Mundial, donde Pelé convirtió su supuesto gol número mil en 1969 y luego se retiró de la Verdeamarela en 1971, donde Zico hizo delirar a los millones de hinchas del Flamengo con la única obtención del Mengão de la Copa Libertadores en 1981, donde Argentina ganó su último partido en tierras cariocas con el gol de Claudio Javier López en los días previos al Mundial de Francia ’98, y donde Mario Götze impidió la mayor gesta del fútbol argentino en 2014.

El viejo diseño del Estadio Jornalista Mário Filho, antes de ser remodelado para el Mundial de 2014.

Escenario de incontables gestas y testigo de los partidos con mayor concurrencia de la historia (se afirma que el que jugaron Brasil y Paraguay en 1969, por las eliminatorias para el Mundial de México ’70, marcó el récord con 183.341 espectadores, ya que los números del Maracanazo uruguayo nunca fueron certificados), el Maracanã será pisado mañana por cinco argentinos que hasta hace muy poco tiempo recorrían los incontables kilómetros que exigen los torneos federales de ascenso del Fútbol Argentino. Fluminense, uno de los cuatro grandes de Río de Janeiro junto a Flamengo, Vasco da Gama y Botafogo, recibirá allí a Nacional de Potosí, el club boliviano que es dirigido por Edgardo Malvestiti y que acaba de incorporar a Leonardo Romero, Fernando Montenegro, Brian Meza y Jorge Piñero Da Silva, los cuatro recientemente habilitados para disputar el encuentro internacional.

El partido resultará todo un hito para la carrera de todos ellos, pero también para Nacional que estará afrontando su tercera participación en un torneo internacional organizado por la Confederación Sudamericana de Fútbol. La entidad potosina, fundada el 8 de abril de 1948, se encuentra en vilo por la envergadura del encuentro que jugarán ante los brasileños. La Banda Roja, como son conocidos también los bolivianos, jugó por primera vez en la máxima división de su país recién en 2009, y tras descender en ese mismo año volvió a ganarse la plaza al año siguiente para nunca más perderla.

En 2014, tras finalizar quinto en el campeonato boliviano, Nacional clasificó por primera vez a la edición del mismo año de la Copa Sudamericana donde fue eliminado en primera ronda por Libertad de Paraguay, a pesar de haber debutado con una victoria por la mínima diferencia (luego perdió 3 a 0 como visitante). En 2016 terminó séptimo en la tabla anual y entró nuevamente a la Sudamericana, pero esta vez logró sortear la primera llave al dejar afuera a Sport Huancayo de Perú, tras derrotarlo como local 3 a 1 y defender la diferencia en el país incaico, donde cayó por 2 a 1. Sin embargo, Estudiantes de La Plata le puso punto final a la historia de los bolivianos en el certamen internacional al ganarle los dos partidos: 1 a 0 en Potosí y 2 a 0 en La Plata.

La temporada pasada, Nacional terminó séptimo en el Apertura y sexto en el Clausura, lo que le valió un octavo puesto en la tabla anual y una consecuente clasificación para disputar nuevamente la Copa Sudamericana. El sorteo de las llaves esta vez no fue tan benevolente como los anteriores y dispuso que Fluminense sería el rival en primera vuelta. Para ello, la dirigencia del equipo Rancho dispuso en febrero la contratación de Edgardo Malvestiti como director técnico en reemplazo del español Ángel Pérez.

Edgardo Malvestiti, el entrenador argentino de Nacional de Potosí. Foto: Diario El Potosí.

El Chueco, como se lo conoce al entrenador argentino, inició de esta manera su segundo ciclo en el club luego de haber estado al mando de las riendas de los potosinos en 2016, cuando logró salvarlo del descenso. Sin embargo, su experiencia en el fútbol boliviano es mayor, ya que antes había dirigido a Blooming, Sport Boys, Real Potosí y Universitario de Sucre. Y antes de ello, tras debutar como entrenador en 2004 en San Martín de Carlos Pellegrini (Santa Fe), ya había sido ayudante de campo en Blooming y Oriente Petrolero. Tras un breve retorno a San Martín, dirigió a Sportivo Las Parejas durante el Argentino B de 2011 para luego sí retornar definitivamente a Bolivia.

Para este nuevo ciclo al mando de la Banda Roja, y ante el desafío de jugar ante Fluminense en el mismísimo Maracanã, Malvestiti echó mano en el ascenso federal argentino. Fue así como tras arreglar su retorno a Nacional, se encargó de traer cuatro refuerzos bien conocidos por los seguidores del fútbol del interior. El primero en llegar fue Fernando Montenegro, que en 2009 jugó para Alumni de Villa María e hizo lo propio entre 2013 y 2015 en Altos Hornos Zapla de Palpalá, equipo con el que disputó un partido de Copa Argentina ante Gimnasia de La Plata. El defensor de 30 años se desempeñó el último año en Berazategui, equipo de la Primera C, antes de viajar a Bolivia, en donde ya había vestido la camiseta de Petroleros de Yacuiba en la temporada 2012/2013 del fútbol de aquel país.

Luego, tan solo la semana pasada, llegaron los otros tres argentinos. El arquero santafesino Leandro Romero de 26 años, que tras debutar en Central Córdoba de Rosario jugó en el Argentino B para Huracán de Gobernador Gregores y Gutiérrez de Mendoza, para luego pasar por las filas de Puerto San Martín donde en 2014 logró el ascenso al Federal B. Al año siguiente se transformó en jugador de Sportivo Las Parejas y luego fue transferido a Juventud Antoniana de Salta, club en el que jugó muy poco, motivo por el cual decidió retornar a Central Córdoba, donde jugó hasta el año pasado. Tras atajar para Sportivo Cañadense en el Federal C 2018, armó las valijas y se convirtió en nuevo jugador de Nacional.

Brian Meza, Jorge Piñero Da Silva, Fernando Montenegro y Leandro Romero, los flamantes refuerzos de Nacional de Potosí para el partido ante Fluminense.

 

El tercer refuerzo es Brian Meza, volante de 26 años con gran experiencia en los torneos federales. Luego de hacer las divisiones inferiores en Rosario Central, el mediocampista jugó también en los clubes santafecinos Central Córdoba, Tiro Federal y Sportivo Las Parejas, además de contar también con un paso por San Martín de Tucumán. Por último, tal vez la incorporación de mayor renombre, aparece el delantero misionero Jorge Piñero Da Silva, el romperedes que hizo delirar a los hinchas de la CAI de Comodoro Rivadavia, Guaraní Antonio Franco de Posadas y el Deportivo Madryn. La última temporada, el atacante de 30 años vistió la camiseta de Cipolletti en donde convirtió 8 goles en 24 partidos jugados, tal vez el grito más recordado de ellos fue el que le hizo a San Lorenzo de Almagro por los 32vos de final de la Copa Argentina 2017, la tarde que Cipo cayó por penales ante el Cuervo.

El partido ante Fluminense en el Maracanã de Río de Janeiro se presenta como un duro escollo y el entrenador argentino lo sabe: “Estamos trabajando con la idea de hacer las cosas bien, pero sabemos que el Fluminense es favorito. Tiene un gran plantel y es muy fuerte internacionalmente. Tendremos que ser inteligentes para hacer un buen partido como visitantes”, declaró para la prensa boliviana desde Santa Cruz de la Sierra, donde Nacional se preparó para el duelo en Brasil. La del miércoles será una noche que dejará un recuerdo imborrable para Edgardo Malvestiti, Fernando Montenegro, Leandro Romero, Brian Meza y Jorge Piñero Da Silva, todos hombres del fútbol de ascenso federal que defenderán la camiseta de Nacional de Potosí, en una jornada que será histórica para ellos y para la Banda Roja.

Comentarios

Mostrar Todo

MOMENTOS UNICOS

El cuervo vuelve a casa “Camino al Centenario”

Publicado

el

El Club Central Norte de Salta vive uno de sus momentos mas esperados de los últimos años, es que de cara al centenario de su fundación la dirigencia impulsa una fuerte campaña de socios para captar una masiva adhesión de socios, mientras espera la habilitación final de su estadio después de su remodelación

CAMPAÑA DE SOCIOS “CAMINO AL CENTENARIO”

El Proyecto “Camino al Centenario” nace en septiembre del 2015, cuando un grupo de socios de Central Norte se reúnen con un objetivo: realizar una campaña masiva para captar socios, con el fin de construir una tribuna de cemento. Con el transcurso de los meses la idea se fue encarando de otra manera y se puso como objetivo final llegar al “Centenario de Central Norte” con una gran masa societaria y con el estadio “Dr. Luis Güemes” totalmente remodelado.

Como primer paso se buscó trabajar en la habilitación del “Dr. Luis Güemes” y se conformaron grupos de trabajos para lograrlo. Se lanzó la campaña de socios “Camino al Centenario” y se les pidió a hinchas, dirigentes, ex dirigentes y socios, donaciones de dinero para invertirlas en obras. También se trabajó en mejorar el estadio y en cumplir con todos los requisitos que pidió Bomberos y la Policía de la Provincia de Salta para lograr la tan anhelada habilitación.

En total contando aportes, cuotas de socios y donaciones se recaudó cerca de $600.000 (pesos seiscientos mil) que se invirtieron en reparaciones de tribunas, campo de juego, medidas de seguridad, remodelaciones en los accesos, baños, boleterías, pintura, prensa, etc. Gracias al aporte desinteresado de muchos Cuervos y al trabajo voluntario de muchos socios, se logró cumplimentar con todos los requerimientos necesarios, de manera tal que solo faltan algunas jornadas de limpieza de escombros para que se cumpla el primer paso en esta campaña que es “Volver a Casa”. La fecha pactada para el regreso de Central Norte es el próximo 2 de Octubre.

En el comienzo de la campaña, Central Norte contaba con 450 socios. Hoy tiene mas de 2.500 socios activos y el número va creciendo minuto a minuto. Sin dudas, Central Norte se destaca; gracias al trabajo de los socios que decidieron lograr el sueño de todo el pueblo azabache, jugar en su propia casa y afianzarse como una institución seria e importante del Norte Argentino.

Fuente: Central Norte

Comentarios

Mostrar Todo

MOMENTOS UNICOS

Orcellet: “Es un momento desgarrador”

Publicado

el

"Favre nunca tuvo problemas de salud" aclaró el presidente / Foto: El Once

Edgardo Orcellet, Presidente de San Jorge de Villa Elisa, habló de la muerte de Micael Favre en un encuentro por la Liga de Colón: “Parece que el rodillazo parece ser el causante de la muerte”, comentó.

Es un momento desgarrador para la familia: su papá, su mamá, sus hermanos y compañeros de juego, del Departamento. Es un momento para el cual no está nadie preparado“, comentó Orcellet. El Presidente de la institución estaba en el lugar viendo el encuentro y dio su versión de los hechos:”Se produce una falta de un adversario, caen al piso los dos jugadores y en ese trayecto la rodilla del rival impacta en el rostro de Micael, circunstancia por la cual teóricamente se ocasiona su deceso. Entiendo que el rival no tuvo intención de golpearlo así“.

Se habla que el jugador falleció por problemas cardíacos, a lo que Orcellet aclaró: “Favre estaba bien. Era un chico que desde los cuatro años jugaba en el club y hace seis en primera división. Se crío futbolísticamente en el club sin ningún problema de salud“.

Me he comunicado con el presidente de Defensores, no con los jugadores. Entiendo que los jugadores estarán como nosotros y no es momento para tomar contacto con ellos. Fue una situación muy fea para ambas instituciones“, cerró.

Comentarios

Mostrar Todo

MOMENTOS UNICOS

Llega el “Expreso Periqueño”

A 72 años del nacimiento de Talleres de Perico recordamos uno de los momentos que quedó inmortalizado en su rica historia.

Comentarios

Publicado

el

FOTO: PRENSA TALLERES

“Expreso jujeño”, así fue bautizado Talleres de Perico en la década del 60` en una de las travesías más maravillosas que le dio el fútbol, un antes y un después en su historia que marcó para siempre la identidad de la hinchada más seguidora de la provincia de Jujuy.

“Ooooooh dale, dale Expreee, dale Expreeee, dale Expreeee…” corea la popular mientras la redonda gira de un lado a otro en el campo de juego y el sonido de una locomotora se siente cada vez más cerca, hasta escuchar la pitada inconfundible del tren que extrémese hasta el más macho de la tribuna. “Es el canto de los nuestros, ¡vamos Expreso!”, dice alguien entre la hinchada cuando los bombos se vuelven a agitar.

Y sin querer, en un instante, pensar en la palabra “Expreso” es volver a los viejos tiempos, esos en los que en la Vieja Estación se despedían varios trenes por día, algunos que marchaban al norte, hasta Bolivia y otros que se iban para los puertos del sur. Ese mismo momento en que a unas cuadras Talleres seguía forjando su destino.

Para los años 60` Atlético Talleres todavía no disputaba los Torneos de la Liga Jujeña de Fútbol, así que su comisión directiva siempre estaba habida por organizar partidos amistosos con cualquier equipo que le quisiera hacer frente. Entre todo el montón de partidos que se jugaron por aquella época hubo uno que marcó un antes y un después en la historia del club, un encuentro disputado contra Sportivo Alberdi de la ciudad de Libertador General San Martín, ubicado en el Ramal jujeño.

El presidente de Sportivo Alberdi, José Asmuzi, primo de Oscar Asmuzi que formaba parte de la comisión directiva de Talleres, organizó dos partidos amistosos: uno de local y toro de visitante. El primero se jugó en Estación Perico, donde Talleres hizo de local sin ningún inconveniente y se quedó con el triunfo.

Pero lo más interesante de estos partidos comenzó cuando los periqueños tuvieron que hacer los preparativos para devolver la visita en Libertador. Para ello a Oscar Asmuzi, se le ocurrió contratar un servicio de coche motor para trasladar al equipo, el cuerpo técnico y algunos simpatizantes que desearan acompañar a Talleres. Un proyecto ambicioso que rápidamente puso en acción.

Los trámites de Asmuzi comenzaron en la Administración de FF. CC. Argentinos del distrito Perico, donde le informaron que el costo del servicio a pagar debía incluir un viaje del coche motor desde Salta a Perico y viceversa, más el viaje desde Perico a Libertador ida y vuelta, haciendo que los costos que tenía planificado en un primer momento superaran considerablemente sus números.

Sentado en uno de los bancos de la estación, mirando como un tren se marchaba, Asmuzi comenzó a hacer números en una vieja libretita con tapas de cuero, mientras el sol del mediodía comenzaba a calentar. Después de un rato llegó a la conclusión de que si conseguía vender 120 pasajes el club no perdería plata y que incluso si lograba vender algún boleto más ese dinero se convertiría en ganancias para Talleres. Todo parecía cerrar en una maravillosa idea, pero por aquellos años no era tan fácil juntar a tanta gente que siguiera de visitante al club, por eso llegar a 120 personas comenzó a convertirse en una misión difícil de alcanzar.

La voz de lo que se quería hacer comenzó a correrse por todo el pueblo, entre calles de tierra el boca a boca se volvió la mejor propaganda. Algunos comenzaron a llegar a comprar sus boletos al club en viejas bicicletas o a pie y de a poco se fueron sumando.

Para cuando llegó el día del partido, Talleres no sólo vendió los 120 pasajes que necesitaba para poder pagar los gastos, sino que reunió a 400 hinchas que emprendieron fervorosos el viaje a Libertador, un número impensado para la época. Con banderas colgadas desde las ventanas, algunas agitándose dentro del tren al ritmo de una orquesta de músicos que también se sumó a alentar al club de sus amores, hicieron de las horas del viaje hasta el Ramal una verdadera fiesta.

Cuando el tren con la muchachada de Talleres entró a Libertador dejó boquiabiertos a los vecinos que se sorprendieron con el barullo que hacían. Ya en la estación de trenes el periodista Antonio Efé, conocido como Balmoré, perplejo por la maravilla que estaba viendo narró la llegada diciendo: “Llega el Expreso Periqueño”, dándole por primera vez ese nombre.

Talleres jugó el partido con toda su gente, lo ganó, pero el resultado quedó como algo anecdótico, lo más importante fue el nacimiento del “Expreso”. Al otro día los diarios se hicieron eco de la hazaña de los hinchas, mostraban fotos dando cuenta de una nueva victoria de los de Perico, replicando las palabras de Balmoré y bautizando para siempre al club como “El Expreso Periqueño”.

Crónica histórica ficcionada por Noelia Luna

Ascenso al Argentino “A” (Torneo Argentino B 2001-2002).

Comentarios

Mostrar Todo
P