Redes Sociales

Primera Nacional

¡Grito de Gloria! Instituto empató con Estudiantes y ascendió a Primera

Subido

, el

INSTITUTO 1-1 ESTUDIANTES (BA)

Instituto empató con Estudiantes de Buenos Aires en Córdoba y, gracias a la ventaja deportiva, se subió al último tren a la primera categoría del fútbol argentino.

Instituto de Córdoba subió a la máxima categoría del fútbol argentino, tras igualar en la serie de ida y vuelta frente a Estudiantes de Caseros. Fue 0 a 0 en Buenos Aires y 1 a 1 en Córdoba.

Por Elias Alvarez

El partido

En los primeros 45 minutos Estudiantes salió a buscarlo desde el inicio y lastimaba con su juego a la defensa de Instituto. El local trataba de inclinar la balanza a su favor, pero se lo notaba impreciso y nervioso desde lo futbolistico.

El primer grito de gol llegó a los 14 minutos. Una pelota que capitalizó dentro del área el defensor Juan Cruz Randazzo abrió el marcador y puso a toda la delegación de Estudiantes a festejar lo que hasta el momento era el regreso a primera del «Pincha».

Instituto buscó la reacción inmediata, pero a su vez no podía mejorar del todo el nerviosismo por el que estaba atravesando, ya que la visita proponía un juego compacto y con intereses de contra para volver a vencer la resistencia del arquero Carranza.

A los 25 minutos el juez del partido, Fernando Espinoza, expulsó a Walter Otta, DT visitante, por agresión verbal segun se supo. Además, a los 41, le mostró la tarjeta roja al defensor Lautaro Lusnig por una jugada donde Espinoza entiende hay fuerza desmedida en la marca del propio lateral.

Con el correr del tiempo «La Gloria» comenzó a encontrar las conexiones que necesitaba y a acercarse al área rival con mayor claridad. Tal es así que a pocos minutos del cierre de la primera etapa Santiago Rodríguez tuvo la más clara, pero un defensor sobre la línea le ahogó el grito de gol a los más de 25 mil hinchas que le pusieron color al cotejo.

En el complemento Instituo movió el banco, se retiró Patricio Cucchi e ingresó Nicolas Mazzola para buscar el cambio de aire en el frente ofensivo. Estudiantes, jugaba con 10 y sin su DT.

El juego en la segunda parte mostraba a un Instituto más adelantado en la cancha, pero a un Estudiantes reagrupado en la mitad del terreno y a la espera de poder dar otro golpe en Alta Córdoba.

Sin embargo, el golpe lo dio Fernando Alarcon, el zaguero central de Instituto, que a los 56 minutos marcó la igualdad de cabeza y puso a festejar a todo el Juan Domingo Perón.

Estudiantes intentó volver a ponerse de pie y, aunque le costaba por el hombre de menos, puso en aprietos en algunos momentos a los defensores albirrojos. Pero lo logrado hasta el momento por equipo de Caseros se iba a ver derrumbado cuando Fernando Espinoza mandó a las duchas a los 76′, al recién ingresado, Elias Alderete por doble amarilla.

El partido cambió por completo a partir de eso, e Instituto sacó ventaja de la superioridad numérica. En más de una oprtunidad pudo ponerse arriba en el marcador, pero la ineficiencia de sus delanteros y la humanidad del portero Lucas Bruera lo impidieron.

Se cumplió el tiempo reglamentario y no hubo más para hacer. El empate en Buenos Aires y la igualdad en Córdoba depositó directamente al cuadro cordobés en la elite máxima del fútbol argentino, tras 16 años de ausencia.

Las miles de almas que se hicieron presente gritaron, festejaron y se abrazaron a más no poder por lo conseguido. Un equipo que fue protagonista durante todo el certamen y que no perdió nunca de local hizo teñir las calles de Córdoba de rojo y blanco.

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
P