“Lo que cobre se lo daré a mis compañeros”

Matías Abelairas dialogó con Los Andes, donde dio detalles de la realidad delndependiente Rivadavia, su equipo. “Hay chicos que no tienen para darles de comer a sus hijos”, contó. Mirá la nota.

“Yo acepté venir sin cobrar plata, y si así fue no te podés quejar. Solamente me pongo en el lugar de mis compañeros que están desde el año pasado y le deben siete meses, yo juego con ellos y si se encuentran mal, todos lo estamos”, tiraba un Pitu que no anda con vueltas a la hora de expresar sus sensaciones.

-¿Cómo se puede jugar de esta manera?

-Es difícil, pero uno tiene amor propio y orgullo. Mis compañeros lo demuestran en todos los partidos. El esfuerzo que hacemos es grande y estamos en levantada. Pero sin dudas es muy complicado, no me pasa a mí, pero me pongo en el lugar de algunos chicos que no tienen para darle de comer a sus hijos y es desesperante. Confiamos en la dirigencia, porque este club es demasiado grande.

-El día a día se debe hacer muy difícil..

-Hemos llegado al extremo. Hay muchos compañeros que están viviendo una situación límite, y por eso es que protestamos. Hay que tratar de darle un corte al tema, yo sé que la dirigencia está haciendo un esfuerzo para conseguir plata. De esto tenemos que salir todos juntos.

-En esta situación, en muchos planteles se da que los que pueden ayudan a sus compañeros con dinero…

-Hace unas semanas nos dieron algo de plata y yo ayudé a un compañero, lo que me entregaron se lo di porque tiene un hijo y sabía que estaba viviendo una situación difícil. Después hay tres jugadores que han ayudado a otros, eso está bueno porque une al plantel y hace que tiremos todos para adelante. Todos buscamos que ningún compañero la pase mal y que viva como como corresponde.

-Es muy bueno lo que hacés vos y algunos compañeros, pero marca lo crudo de la realidad…

-Sí, es verdad. Yo no la vivo, pero me pongo a pensar un segundo en qué pasaría si no tengo para darle de comer a mi hijo, y es realmente desesperante, pero bueno, es lo que estamos viviendo.

-Fuiste muy sincero y reconociste que sabías al club donde venías…

-Yo no voy a cobrar, lo que me vayan dando se los daré a los compañeros que más necesiten. En junio veré cómo hago, en su momento hablaré con la dirigencia para arreglar cómo cobro. Yo era consciente que no iba a cobrar en este tiempo, lo acepté y ya está.

 

P