Tras una seguidilla de malos resultados, Gimnasia se quedó sin entrenador.

En la noche de ayer sábado, Gimnasia y Esgrima de Jujuy anunció que Marcelo «Popeye» Herrera dejó de ser el director técnico del club.

Tras la derrota del lobo jujeño ante Tigre por 3 a 1, de común acuerdo entre Herrera y la Comisión Directiva, decidieron que diera un paso al costado. En este sentido, desde Gimnasia aseguran que en las próximas horas se dará a conocer el nombre del nuevo director técnico.

Según trascendió Daniel Ramasco y Esteban Glil se harían cargo del plantel albiceleste hasta que se anuncie al próximo entrenador. Uno de los apellidos que sonó fue el de Ragusa, quien actualmente fue ratificado en Zapla, y ya dirigió al Lobo tiempo atrás.

Hace cuatro fechas que el Lobo no gana, y la seguidilla de malos resultados llevó a la separación del entrenador en la fecha 19 del torneo. Herrera había asumido el cargo en marzo del 2019, es decir, estuvo casi un año dirigiendo al plantel.

En la zona 2 de la Primera Nacional Gimnasia se encuentra antepenúltimo con 19 unidades, acumula 8 partidos perdidos, 7 empatados y solo 4 ganados, lo que lo ubica a dos puntos de Almagro, que en este momento estaría descendiendo directamente. El último cotejo que ganó el club ubicado en barrio Luján tuvo lugar el 24 de noviembre y el contrincante fue Villa Dálmine.

El campeonato se jugará hasta mayo, por lo que al Lobo le restan disputar 11 partidos para intentar revertir la situación que lo complica.

EL COMUNICADO OFICIAL, VÍA FACEBOOK:

Fuente: Somos Jujuy