Se mataron en Mataderos

CHICAGO 6-4 VILLA DÁLMINE

Chicago venció 6-4 a Villa Dálmine, en el partido con más goles del año hasta el momento del fútbol argentino. Partido para el recuerdo en cancha del Torito.

Nueva Chicago venció esta tarde 6 a 4 a Villa Dálmine en un partidazo que tuvo varios condimentos y que quedará en la historia de la Primera B Nacional.

Fue un partido fuera de lo común por donde se lo mire, y desde el primer minuto. El encuentro comenzó con una perlita para el recuerdo: el arquero visitante, Carlos Kletnicki, ingresó al campo de juego con una camiseta muy similar a la del resto del equipo y el árbitro, Pedro Argañaraz, le pidió que se la cambiara. Los utileros no tenían otro buzo para su portero y le dieron una pechera amarilla, a la que le improvisaron el número 1 en la espalda con tela adhesiva.

Después, una lluvia de goles que sació la sed que dejó el fiasco de los clásicos de la Primera División: a los 12′ del primer tiempo, Zamponi en contra puso en ventaja a Nueva Chicago; Demaio lo empató a los 25′ y Brito puso el 2 a 1 a los 37′ para que el Torito se fuera al descanso ganando.

El segundo tiempo arrancó con todo: en el primer minuto Brito puso el 3 a 1; a los 2′ Monteagudo hizo el cuarto y a los 16′ Chicago ya ganaba 5-1 con el gol de Alejandro Melo.

Dálmine tuvo una recuperación furiosa con tres goles en menos de 20 minutos: Pérez a los 23′ y 26′ y Ezequiel Cérica a los 38′ para el 6 a 4 final.

En el medio fue expulsado Axel Juárez en el local, a los 25′ de la primera parte.

Con este resultado, Nueva Chicago quedó sexto en la tabla de posiciones, con 21 puntos, mientras que Villa Dálmine se ubica 13º, con 16.

Fuente: MDZOL
P