Redes Sociales

Federal A

Con el corazón no siempre alcanza

Subido

, el

ALVARADO (Mar del Plata) 1 – TALLERES (Córdoba) 3

Alvarado hizo lo que pudo ante Talleres de Córdoba, pero fue superado física y futbolísticamente y cayó por 3 a 1, en el partido pendiente de la tercera fecha. Con este resultado, la «T» quedó como escolta de Unión.

Los jugadores dejan todo y eso no se discute. Como pueden, salen a la cancha y se enfrentan de igual a igual con rivales que entrenan día a día, piensan en el ascenso y tienen la cabeza sólo en jugar el partido de cada fin de semana. Alvarado va minuto a minuto esperando si aparece una solución a la crisis económica que permita saldar al menos una parte de la deuda y, con eso, que el plantel regrese a las prácticas. En ese contexto, el equipo recibió a Talleres de Córdoba y no la pasó bien en la cancha, fue superado ampliamente desde lo físico y futbolístico y lo suplió con entrega para que la derrota no sea aún más dura y la “T” sólo se lleve el triunfo por 3 a 1. Para hacerlo más doloroso, el exAldosivi,Diego Martínez, marcó dos goles para la visita y Alberto Alarcón, en contra, el restante. Facundo Márquez, anotó el del “honor” para el “torito”.
A ritmo lento, como propone Alvarado, comenzó el encuentro, con Talleres tomando la iniciativa y el local esperando firme con dos líneas de cuatro, buscando romper por los costados con Carrizo y Di Martino, para combinar con la dupla Corbalán-Cortadi. La visita era más práctica e inquietó rápidamente, a los 7’, con un desborde de Beraldi y el cabezazo de Carabajal que se perdió contra el caño izquierdo de Aldo Suárez.
Inclinaba la cancha la “T”, ante un “torito” que no podía salir, que le costaba tener la pelota y le quedaba grande la cancha ante la circulación de los cordobeses. En una pelota parada, ganó Herrera en las alturas y la pelota se fue apenas arriba, pero a los 13’, llegó la apertura del marcador. Manejó bien el balón el conjunto de ColeoniChávez se metió al área por derecha, sacó el buscapié que encontró el pie izquierdo de Alarcón que la quiso sacar y la terminó metiendo en contra de su propio arco, para darle el 1 a 0 a Talleres.
El control seguía siendo de los cordobeses, pero Alvardo estuvo obligado a salir a jugar más adelante. Así tuvo su primera aproximación después de un córner, el rebote le quedó a Corbalán, y el remate del exAldosivi fue controlado por Federico Costa. La visita bajó un poco la intensidad y el local se animó, presionando arriba con Cortadi y llegando con Carrizo por derecha y Di Martino por izquierda. La “garza” contó con tres ocasiones para definir, pero dos le salieron desviadas y un tiro libre desde el vértice del área fue bien detenido por el arquero.
Cuando menos sobresaltos pasaba Alvarado en defensa, a los 37’ una buena jugada de Martiñonez por izquierda, terminó con el centro al segundo palo, no llegó Alarcón y Diego Martínez metió el cabezazo a contrapierna de Suárez que volvía hacia su caño izquierdo y fue el segundo para la “T”, que empezaba a definir la historia demasiado rápido.  Con ese resultado se fueron al descanso y todo estaba muy cuesta arriba para el dueño de casa.
Peor comienzo no podía tener en el complemento el conjunto marplatense. A los 2’ nomás, la perdióPaganelli en el medió, Martiñonez esperó el corte por el centro de Beraldi que aceleró al vacío, Gognalo aguantó hasta que llegó al área y cuando atinó a cruzar el “10” tocó hacia dentro para Diego Martínezque acompañaba y definió bajo, ante la salida de Suárez que nada pudo hacer. Segundo del “papero” y tercero deTalleres que se floreaba.
El partido ya no era tal y Alvarado lo que necesitaba era que los minutos pasaran, para no seguir sufriendo ante la adversidad. Las ganas de los jugadores, la entrega y el amor propio dejan de ser suficientes cuando enfrente hay un equipo súper profesional, que aprovecha las situaciones y rompe los esquemas. Entonces, ya no alcanza la actitud y se es ampliamente superado como sucedió con Talleres.
El encuentro estaba definido, pero el “torito” no se resignaba y trataba de llegar al descuento. Incluso Miori realizó dos modificaciones con tinte más ofensivo (Márquez por Di Martino y Verón por Tántera), y en la primera que tocó el exNorte, sacó un gran centro desde la izquierda, Márquez apareció libre por el medio y marcó el 1-3 a los 18’, que encendió alguna luz de esperanza. Pero igual todo le costaba mucho, y Talleres cuando pisaba el acelerador podía lastimar. Carabajal tuvo el cuarto con un derechazo que se fue muy cerca. En una pelota parada casi descuenta Alvarado, pero el cabezazo de Gogna, tras un buen centro de Verón fue controlado por Costa.
El partido se diluyó y sólo había que esperar el pitazo final de Santiago Ascenzi. La última fue para la “T”, con una buena jugada colectiva y la exquisita definición de Victorio Ramis que la “picó” por encima deSuárez, y la pelota se estrelló en el travesaño.
Alvarado se fue aplaudido y con el reconocimiento de su gente que entiende más que nadie la situación y no le exige más a un plantel que no cobra, que no entrena y que se junta apenas un par de horas antes del partido. Un club con mucha historia que por cuestiones de fuerza mayor se maneja como un club de barrio y, en la cancha, hace lo que puede.
Fuente: 0223.com.ar
Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
P