Huracán, el gran campeón de la Copa Argentina 2013/2014

El Globo se impuso 5-4 en una dramática definición por penales disputada ante Rosario Central, en San Juan. Así, es campeón nuevamente tras 41 años y disputará la Libertadores del próximo año. El Globo volvió a festejar de la mano de Marcos Díaz, que atajó dos remates en la definición.

 

A Huracán se le cumplió uno de sus grandes sueños. Luego de 90 minutos y de correr con desventaja en la definición por penales, venció a Rosario Central por dicha vía y obtuvo la Copa Argentina 2013/2014. El Globo disputará la Libertadores y la Supercopa Argentina ante River.

Atemorizados por la instancia que se jugaban, Rosario Central y Huracán disputaron un primer tiempo en el que sobraron las imperfecciones y faltó el fútbol. Fue Gonzalo Martínez , del Globo, el único futbolista que se animó a darle un salto de calidad al juego en el estadio Bicentenario. El mismo se desarrolló en la mitad de la cancha y tuvo pocas llegadas de claridad en los arcos defendidos por Marcos Díaz y Mauricio Caranta.

En el juego propuesto por ambos, salió favorecido Huracán. Consciente de los futbolistas que tenía Rosario Central de mitad de cancha hacia delante, puso sobre ellos a Federico Vismara y Lucas Villarruel, quienes impidieron cualquier intento de desequilibrio de Pablo Becker y Hernán Encina. Así, los pelotazos frontales se transformaron en una constante y el cero estuvo lejos de romperse.

Poco cambió en el complemento pese a que Néstor Apuzzo y Miguel Ángel Russo movieron sus bancos rápidamente en busca de variantes. El ingreso de Sebastián Abreu fue una invitación al centro constante para un Rosario Central que, obligado a ir a buscar, dejó espacios para la contra. El Globo tuvo su oportunidad con un mano a mano de Ramón Abila, pero Caranta se hizo gigante en la noche sanjuanina y supo achicar para mantener el cero. Las limitaciones de uno y otro fueron el preámbulo de una emotiva definición por penales.

Cuando Rosario Central parecía llevarse la Copa, aparecieron las manos de Marcos Díaz, quien ya había aparecido ante Banfield y Estudiantes de La Plata. El arquero contuvo los remates de Mauricio Caranta y Hernán Encina para poner al Globo nuevamente en la cima del fútbol argentino. El Canalla había sacado ventaja, pero su rival supo dar vuelta la historia y festeja la obtención del torneo integrador.

Huracán es el campeón de la Copa y sus hinchas lo festejan en la antesala de lo que serán dos finales para lograr el ascenso. De la mano de Néstor Apuzzo, el Globo ganó el trofeo que sólo ostentaban Boca y Arsenal, y disputará por segunda vez en su historia la Copa Libertadores.

P