Juventud Antoniana vuelve al Pistoia

Desde la directiva antoniana se confirmó la habilitación del estadio de la Lerma. El partido con Central Córdoba de Santiago será el sábado a las 16.30, en el Honorato.

 

El Fray Honorato Pistoia quedó habilitado para que Juventud Antoniana vuelva a jugar en su cancha. La buena noticia la dieron los propios dirigentes del santo, que en la mañana de ayer estuvieron en el estadio de Lerma, junto a la División Bomberos de la Policía provincial, para inspeccionar todas las observaciones que se hicieron y finalmente dieron el visto bueno para que el equipo que dirige el Beto Pascutti reciba a Central Córdoba de Santiago del Estero, el próximo sábado a las 16.30, en una instancia decisiva de la zona 3 del torneo Federal A.

 

Está fresco aún en la memoria de los hinchas de Juventud aquel partido con Sportivo Belgrano de San Francisco, Córdoba, (2-6-2013) que empató 1 a 1 por el Endecagonal del ex-Argentino A, en el Fray Honorato Pistoia. Fue la última vez que hubo fútbol de importancia en esta cancha, porque luego durante la temporada 2013-2014 los compromisos de los torneos que organiza el Consejo Federal y los últimos amistosos del verano e invierno, fueron trasladados al Padre Martearena.

 

Con el derecho adquirido, porque el santuario de la Lerma está habilitado por la AFA hasta para partidos por la B Nacional, accediendo al pedido del Beto Pascutti y lo que el mismo presidente Pepe Muratore prometió durante la campaña preelectoral a los socios de volver a la Lerma, el sueño se cumplió. Para tal fin se puso en marcha un arduo trabajo, el cual primeramente abarcó acondicionar el campo de juego; luego se apuntó a realizar mejoras en todos los sectores del predio, el cual demandó fortalecer las estructuras con el cambio de cuatro panes en el alambrado olímpico y la colocación de alambres de púas.

 

Por la tanto, la pelota imaginariamente comenzó a rodar en el campo de juego del Honorato Pistoia. De ahora en más les cabe la gran responsabilidad a los jugadores antonianos demostrar que en su cancha podrán exhibir su mejor juego en ese campo, tal como lo pregona el técnico, y hacerle sentir al rival esa presión que trasmite la hinchada santa desde las tribunas, como les tocó vivir en los recientes partidos que jugó, tanto en Tucumán, Santiago del Estero y Catamarca. Ya no tienen excusas.

 

Pero no es un dato menor que la habilitación del estadio provoca cierto fastidio en los vecinos. Más de uno se quejó por los inconvenientes que se presentan cada vez que Juventud juega en su cancha. Un tema que la policía deberá prever para que nadie salga perjudicado.

Fuente y Foto: El Tribuno (Salta)
P