Lobo feroz

Gimnasia (C. del U.) 5 – 0 Chaco For Ever

Gimnasia y Esgrima (C. del U.) dio la gran sorpresa de la fecha al golear 5 a 0 a Chaco For Ever. Nicolás Torres, Ismael Villalba, Patricio Bochi (en dos ocasiones) y Carlos Rodríguez convirtieron los tantos que redondearon una noche perfecta para los de Zwenger y negra para los de Juan Amador.

Bajo una torrencial lluvia y en un campo de juego que aguantó en forma impecable, Gimnasia le dio una verdadera paliza a Chaco For Ever el que, en lo previo, aparecía como uno de los candidatos del grupo pero que, en el Núñez, fue superado y goleado de principio a fin.
Desde el mismo comienzo se vio que Gimnasia, con buen manejo de pelota, con un Elvio Martínez muy participativo y haciéndose eje de todos los ataques del local que desbordaba a For Ever por donde se lo intentara.
En lo previo, preocupaba el poderío ofensivo de la visita con la presencia de Aldo Visconti y José Weissen pero los defensores del Lobo controlaron todos los aspectos y sólo era cuestión de ir en busca del arco contrario.
Y Gimnasia lo hizo tratándo de darle buen destino a la pelota pese a los difícil del campo de juego.
Gimnasia fue creando situaciones pero el gol de la apertura llegó  un poco inesperadamente. Se animó Nicolás Torres, pasó al ataque y desde muy lejos metió un violento remate que le picó antes a Zachozy y se le coló por arriba de su cuerpo.
El gol no frenó las ansias del local que siguió siendo mucho más y creando situaciones de gol frente al arco rival.
Pese a las muchas posibilidades hubo que esperar hasta los 29’ para que el Lobo comience a asegurar el resultado. Gran pelotazo de Nico Torres que superó a los centrales visitantes y le quedó servido para que la velocidad de Juan Ferreyra hiciera el resto. El “ligerito” encaró al arquero y tocó justo para que Ismael Villalba la empuje al gol y se saque la mufa por no haber podido marcar hasta acá.
Dos a cero para irse al descanso con total tranquilidad para esperar lo que venía en un campo de juego que soportaba bien pese a la intensa lluvia.
El complemento
En el complemento todo se definió rápidamente porque Juan Ferreyra se puso nuevamente el traje de asistidor; vio bien a Patricio Bochi ingresando al área y le puso un pase perfecto para que el volante le pegase en forma impecable para poner la pelota en el segundo palo de un sorprendido Zachozy que nada pudo hacer.
La fiesta era total en el Núñez y a los “fieles seguidores” que lo acompañaron pese al diluvio nada les importó y desataron la fiesta en las tribunas.
Enseguida un córner de Alejandro Domenez fue perfectamente conectado por Bochi, de cabeza, para llevar las cifras a cuatro y desatar de ahí en más “el ole” ante los toque de Gimnasia que tenía su gran noche ante una pobrísima imagen de la visita que lejos estuvo de ser uno de los terribles equipos que se pensaba cuando comenzó a reforzarse con innumerables jugadores de nivel para la categoría.
En el final Carlos Rodríguez, de “palomita” decoró el reultado que para nada estuvo ajeno a lo que pasó en los 90 minutos de juego. El Lobo fue infinitamente superior a Chaco For Ever y ahora se ilusiona con cosas mayores.
Fuente: La Calle

 

P