De obligaciones, gentilezas y otras yerbas

El domingo puede ascender la CAI de Comodoro Rivadavia en Puerto Madryn si vence al “Depo” y Brown no gana en Cipolletti. Esto, al menos en la ciudad del Golfo, ha generado tanta expectativa como suspicacias, e incluso, se habla más de este partido que de los clásicos que se jugaron.

Fuente: diariojornada.com.ar

No hay lugar en Madryn en el que no se hable del partido entre el “Depo” y la CAI, y cuyo resultado puede ser determinante, porque si es a favor de los petroleros podrían ascender en cancha aurinegra y si sucede lo contrario, que el ganador es el local, estarían dándole una mano a su eterno rival, Guillermo Brown, que por otra parte debe ganar en Cipolletti para recuperar chances de ascenso.

Las redes sociales, básicamente, son las que muestran y miden el ánimo de los hinchas por estas horas y allí se vuelcan todo tipo de sentimientos y expresiones, en que se alienta al equipo a ganar siempre y otros, a los que parece importarle más que Madryn no gane para favorecer a su clásico rival.

Todo eso que se generó y que despierta inevitablemente cualquier tipo de suspicacias, obligó a la comisión directiva del club Deportivo Madryn a decidir que su plantel y cuerpo técnico se “preserven” de ese clima enrarecido y se enfoquen en los entrenamientos y en el partido propiamente dicho y no atenderán a los medios hasta el domingo post partido y además, sus prácticas desde ayer son a puertas cerradas. Esa decisión evita que la prensa acceda, por el momento, a información basada en la formación del equipo y que las notas a sus futbolistas puedan condicionarlos a la hora de hacer algún tipo de declaración.

También pasó con Brown, cuando su entrenador ordenó que los entrenamientos fueran a puertas cerradas en la previa de los clásicos, y aunque los resultados le dieron la razón posteriormente al querer “esconder” su idea a aplicar en el juego, fue igualmente antipática porque ninguno ha estilado cerrar las puertas en los entrenamientos.

Por eso llamó a la atención que Madryn lo hiciera, ya que su técnico jamás ocultó nombres y apellidos en la previa de ningún partido aún cuando debió disputar finales, o en todo caso si mantuvo dudas, las manifestó también.

¿Clasifica y ayuda?

Aún con lo anteriormente dicho, habrá partidos a jugarse en los que los resultados importan y mucho, porque a Madryn también le interesa ganar o sumar para asegurar su clasificación, que por otra parte la podría obtener anticipadamente si el sábado Independiente no vence a Alianza en el clásico neuquino, porque eso no le dará chances de pelearle el puesto al Aurinegro.

Ahora bien, si Madryn no suma en su juego con la CAI y si ganan los neuquinos, el “Depo” jugará en la última fecha con obligación de ganar en Río Negro ante Cipolletti para quedar entre los tres que juegan la segunda fase y que parece complicado que el mejor quinto pueda salir de este grupo. Por esa razón, y para alejar a los suspicaces o a los conjeturadores de turno, el “Depo” debería ganar aún sabiendo que puede dar una mano a su eterno rival, que por otra parte también debe sumar los tres ante Cipolletti.

Combo maléfico

La definición del Federal A en la zona 1, que ha sido irregular de punta a punta y a dos fechas del final, puede determinar un ascenso este fin de semana o bien extender hasta la última jornada el nombre del equipo que logre llegar a la B Nacional. Hay quienes auguran un cierre este mismo fin de semana; otros aseguran que recién en la última habrá consagración, y pocos, realmente pocos, creen que puede haber empate en el primer lugar, entre dos o tres equipos, porque Madryn podría aspirar a una definición mano a mano contra la CAI (debería perder los dos) o en su defecto, un triple empate en el que también pueda sumarse Brown si empata los dos que restan, Madryn vence en ambos y los comodorenses pierden los suyos.

Nada está dicho ni firmado, ningún partido se gana en la previa ni con la arenga de las redes sociales que “intiman” a ganar o perder dignamente para no favorecer a otro rival.

Lo cierto es que la verdad está en los jugadores y serán ellos los que decidan y determinen qué futuro tendrá esta definición del Federal A.

Juegan por algo

Cada uno de los tres equipos de Chubut, jugarán por algo en las dos fechas que quedan. O van por el ascenso directo, o bien fuerzan un desempate entre dos o tres, pero lo concreto es que un representante de la provincia jugará la B Nacional el año que viene y de por sí, eso es un logro que tal vez cueste bastante repetir nuevamente bajo el esquema de competencia que propone el Consejo Federal de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA).

P