For Ever sacó un triunfazo en Río Negro

CIPOLLETTI 0 – 1 CHACO FOR EVER (Resistencia)

Cipo cayó de local ante Chaco For Ever por la 6ª fecha del Tetradecagonal y ve cómo comienzan a esfumarse sus chances de ascenso.

Por La Mañana de Cipolletti.

Chaco For Ever despertó de un cachetazo a todos los hinchas de Cipolletti ganando en La Visera con gol de Rodrigo Aillapán, y obligó al dueño de casa a replantearse los objetivos en el actual tetradecagonal, que dejó a los chaqueños en la punta a 6 unidades del equipo rionegrino.

La 6ª fecha resultaba clave para el Albinegro porque era la primera de las dos consecutivas en su cancha, la que hasta ayer parecía inexpugnable y en la que el equipo de Ricardo Pancaldo encontró casi todos los argumentos para alimentar la ilusión.

Una jugada perdida para todos, menos para el eterno Aldo Visconti, marcó la diferencia, luego de que el 9 fuese a buscar el centro por detrás del cuerpo de Nicolás Caprio y encontrara a Aillapán que en el corazón del área no tuvo más que empujar la pelota al gol.

Iban 31 minutos del primer tiempo cuando las tribunas albinegras quedaron paralizadas por la acción, recriminando el quedo de todo el mundo.

Hasta ese momento, Cipo había sido sólo un vendaval inicial de 5 minutos que luego se fue enredando en la tela de araña defensiva del rival del norte, que mostró sus credenciales de equipo ordenado y aguerrido para hacer cuesta arriba la jornada.

Lo mejor que le podía pasar al local era encontrarse con el empate antes de irse al descanso, pero Nelson Schomberger se lo negó a Matías Sosa a los 41, después del cabezazo al término de un buen centro de Oscar Negri.

Defendió hasta con cinco

Chaco For Ever no dudó en terminar defendiendo con cinco hombres en el tramo final del partido. La desesperación hizo que Pancaldo terminara poniendo en cancha a Kevin Guajardo y a Matías Zbrun para sumarlos a Mariano Torresi, Negri, Sosa y Jesús Vera.

Todos los caminos se acercaron más a arrestos individualidades y actitud que a movimientos colectivos, pero en ese terreno tuvo chances para gritar gol.

A los 4 minutos del complemento, Schomberger se lo tapó a Negri en el ángulo y cinco más tarde, con Germán Weiner aún en cancha, el 1 metió el puñetazo para desviar el remate del delantero.

Una vez más, Sosa no tuvo fortuna a los 21 cuando el disparo desde afuera del área terminó dando en el travesaño y a los 25 todo el estadio reclamó penal, cuando el mismo jugador buscó el arco y la pelota terminó en la mano de unos de los defensores chaqueños.

Los instantes finales fueron de desesperación por parte del local, por lo que significaba la derrota y por no terminar de estar cómodo en el partido casi en ningún momento, más allá de otro espectacular marco en las tribunas y de lo positivo que terminaron siendo los demás resultados de la fecha como para volver a tomar impulso entre los principales protagonistas.

De ahora en más, volver a los cuatro primeros puestos del reducido debe ser el objetivo en el corto plazo, manteniendo expectativas sobre todo por la visita de los equipos que aún restan recibir en La Visera, entre ellos Talleres y Antoniana.

P