Redes Sociales

Consejo Federal

Juan Pablo Beacon: «No podemos permitir que Marconi ponga en riesgo la viabilidad y existencia de las ligas del Interior»

Subido

, el

El asesor legal del Consejo Federal, en diálogo radial con IF, criticó la disputa judicial que el titular del SADRA mantiene contra los árbitros de las ligas del Interior, de quienes pretende que blanqueen todos sus ingresos. Además, opinó sobre la importancia de la validación de los derechos formativos en los clubes formadores de esas mismas ligas a través del sistema único de registración y el logro de Cipolletti al obtener el beneficio del decreto que exime a los clubes del Federal A de realizar aportes sociales.

«El sindicato está con una disputa que se remota hace tres años con la AFA en donde ha tomado una postura de judicializar todas las cuestiones. Evidentemente la estrategia le saló por la culata a (Guillermo) Marconi. No ha tenido ninguna respuesta de ningún tribunal del país en su confrontación con AFA. Así que en virtud de estos resultados ha decidido cortar el hilo por lo más delgado y se involucró con las ligas y este es el lugar donde nosotros no podemos permitir que ocurra porque quienes estamos en el Consejo Federal sabemos que las ligas son la base federal del país, es la parte sumergida del iceberg del fútbol federado. El 90% de los árbitros profesionales que son originarios de una liga que comprenden el convenio colectivo 687 han renunciado a sus afiliaciones. No se trata de un apriete sino que se trata de una clara disconformidad con la política sindical que lleva adelante Marconi de forma absolutamente autoritaria en el gremio desde su misma fundación. No podemos permitir que ponga en riesgo la viabilidad y existencia de las ligas mismas. Lo que él está pretendiendo es que todas las ligas tengan a los árbitros en blanco con sus condiciones laborales y modificar una metodología de prestación de servicios que los árbitros en el fútbol amateur desde La Quiaca a Ushuaia vienen cumpliendo y sobre la cual están todos de acuerdo, ya que cobran por partido. SADRA, que perdió toda representatividad, pretende que las ligas del Interior por ejemplo, la rionegrina tenga a sus 80 árbitros en blanco, que son empleados a los cuales hoy no ser les puede pagar por consecuencia de la pandemia. Una liga local no puede tener esa cantidad de árbitros en relación de dependencia. on entidades de segundo grado están pasando el peor momento institucional de su historia dado a que arrastran las crisis que atraviesan los clubes que la componen. Una liga chica no puede tener esa cantidad de árbitros en relación de dependencia. Lo que molesta mucho es que Marconi quiere dar esta discusión en el marco de la pandemia  a través de los distintos ministerios de trabajo sabiendo que las ligas no tienen soporte legal e impositivo y timándolas bajo apercibimiento de multas e inspecciones. Claramente lo hace porque no puede lograr sus objetivos contra AFA. SADRA vivió históricamente de los aportes sindicales de los árbitros profesionales y el 90% de ellos ha decidido, como parte de su derecho laboral, desafiliarse del gremio. Yo no creo que ningún árbitro de ninguna liga del país esté de acuerdo con su política.»

«Cuando Pablo Toviggino realizó la reestructuración del  Consejo Federal no escuchaba a nadie hablar de la obligatoriedad a las distintas ligas de implementar el sistema COMET. Yo decía que era la madre de todas las batallas porque es el principio de reconocimiento de lo que el fútbol del interior le da al fútbol profesional argentino.para ser bien aplicados los derechos de formación, uno tiene que saber dónde se formó el jugador. Por lo  tanto, a cada nuevo jugador que aparece hay que registrarle tanto su club como su correspondiente liga para certificarlo. Las ligas de nuestro país tuvieron tantos sistemas de registración a lo largo de su historia, incluso algunas aún anotaban todo en un libro hasta hace poco tiempo. Por lo tanto, era muy difícil sostener la certificación de ese registro único de cada liga para reclamar. Yo me acuerdo cuando iba a la liga de Viedma a pedir los derechos de formación de Gastón Cellerino y estaba con todos los dirigentes buscando fichajes, recortes de diario, planillas de juego para acreditar que ese jugador había jugado en determinado momento en ese club formador. Además, pasaba que después los jugadores se iban libres y no pedían los pases. Se producía una situación de imposible resolución. Si igualmente se tenía implementado los derechos de formación y el mecanismo de solidaridad para las transferencias internacionales.. El problema es  que es muy bajo el porcentaje de jugadores argentinos provenientes de liga que van al exterior. El porcentaje grande está en las transferencias nacionales. Para resolver eso, la AFA implementó un sistema  de indemnización por solidaridad de formación a los clubes, que es por el cual se reglamenta FIFA. Sin embargo, para lograr ese primer gran paso tuvimos que implementar el registro de sistema único COMET porque sino iba a ser imposible para que cada club formador reclamara lo que le correspondía por cada transferencia nacional ya que se le abría un proceso sumario extensivo y complicado para validarlo.»

«Es una batalla histórica de mi amigo Roberto Rappazzo (presidente de Cipolletti), él siempre está insistiendo con eso. Es una situación bastante controversial porque deriva del texto mismo del decreto 1212, que exime del aporte de los pagos sociales a todos los clubes que practiquen fútbol profesional. Cuando el decreto entró en vigencia, el Federal A no era considerado profesional y ahora está considerado como semiprofesional como la Primera C. En función de eso, la decisión en la mayoría de las veces dependió de las distintas delegaciones que están radicadas en el Interior del país. El 90% de estas delegaciones cuando los clubes presentaban o intentaban prestar declaraciones juradas con el 1212 para que sean eximidos del pago eran rechazadas. Antes de Cipolletti, sólo un club estaba beneficiado por eso (Chaco For Ever). Cipolletti había intentado dos acciones de amparo en los juzgados federales de Río Negro que se los rechazaron hasta que finalmente se dio. Es una cuestión que al no estar sujeto a la interpretación de una autoridad, uno quiere hacer valer sus derechos. La aplicación del decreto ha entendido que los clubes del FederalA no sean beneficiados con la eximición de este decreto. Anteriormente ya se había discutido y la pelea estuvo más centrada en eliminar los beneficios del decreto a todos los clubes que incluir a los del Federal A. Es una lucha bastante dispareja.»

 

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
P