Redes Sociales

Comunidad IF

Pablo Barrientos anunció su retiro, el adiós futbolístico de un hijo pródigo de Comodoro Rivadavia

Publicado

el

Además del Aeronauta, el Pitu se desempeñó en la CAI de su ciudad natal antes de debutar en la primera de San Lorenzo realizar una gran carrera en el fútbol profesional. (Gentileza: Pablo Barrientos).

El «Pitu» confirmó su retiro del fútbol tras una extensa y excelente trayectoria de 18 años en el profesionalismo. El ahora exvolante -campeón de América en San Lorenzo- decidió colgar los botines a la edad de 36 años tras sufrir una lesión en el club que resultó ser su primer amor: Jorge Newbery de Comodoro Rivadavia.

 

LOS CLUBES DE LA CARRERA DE PABLO CÉSAR «PITU» BARRIENTOS:

  • Jorge Newbery (Comodoro Rivadavia)
  • Comisión de Actividades Infantiles
  • San Lorenzo de Almagro
  • Estudiantes (La Plata)
  • FC Moscú (Rusia)
  • Catania (Italia)
  • Toluca (México)
  • Nacional (Uruguay)
  • Selección Argentina

 

Comentarios

Comunidad IF

El fútbol de luto: Falleció Sergio Lippi

Publicado

el

El ex entrenador de Douglas, quién supo ascenderlo al Argentino A, falleció en el día de hoy luego de una larga lucha.

Sergio Lippi quién supo dejar un gran recuerdo en su paso por Douglas como entrenador pero sobre todo como persona, falleció en el día de hoy luego de una larga lucha contra una dura enfermedad.

En su paso por el «Milan» supo escribir en el año 2010 una de las páginas más gloriosas, consagrándose campeón del maratónico Argentino B y sacando campeón al equipo de nuestra ciudad, de un torneo a nivel nacional, luego de casi 25 años.

Luego años después, volvería para dirigirlo ya en el nacional B.

Además dirigió Crucero del Norte, Olimpo y Sarmiento de Junín entre otros clubes. Recordemos que hace unos años, quién fuera su preparador físico en su primer paso por Douglas, el colonense Héctor Alcolea, también falleció producto de una enfermedad de similares características.

Ambos serán gratamente recordados por los familiares, hinchas y allegados.

FUENTE: El Estratega

Comentarios

Mostrar Todo

MOMENTOS UNICOS

En su tierra, “Dibu” tuvo su reconocimiento: “Voy a preparar mi cuerpo al máximo para ser el mejor arquero del Mundial”

Publicado

el

Del pibe de 13 años que dejó Mar del Plata con sueños y un dejo de tristeza, a este hombre de 29 convertido en arquero de la elite del fútbol internacional, campeón de América y de la «Finalissima» con la Selección argentina y a punto de jugar nada menos que un Mundial en Qatar. Damián Emiliano Martínez Romero, o simplemente «Dibu», tuvo su merecido reconCon la compañía de «Mandinha», su esposa portuguesa y madre de sus dos hijos, de «Beto» y «Ale», padre y hermano, y su formador Jorge Peta ademas de amigos, Emiliano Martínez se mostró visiblemente emocionado ante el reconocimiento, pero más aún por verse reflejado en esos chiquitos que desde la platea del «Islas Malvinas» se mostraban eufóricos con el buzo «23» que él usa en la Selección. ocimiento en Mar del Plata, de la mano del Concejo Deliberante de General Pueyrredón.

El «1» del Aston Villa de Inglaterra fue distinguido como «Deportista insigne» en un acto realizado este mediodía en el estadio Polideportivo Islas Malvinas, ante cientos de niños y niñas felices de los clubes donde el marplatense jugó: Talleres, General Urquiza y San Isidro.

Con la conducción de Alejandro Heuguerot, y después de recibir la plaqueta al «mérito deportivo» por parte de Ricardo Liceaga Viñas -Director general de deportes de General Pueyrredón- y la distinción principal en manos de Marina Sánchez Herrero -presidenta del HCD- y el concejal Fernando Muro -ideólogo-, «Dibu», ovacionado por los más chicos, tomó el micrófono para hablarle a los pibes: «Ante todo muchísimas gracias a el Consejo, a toda mi familia por estar acá. Obviamente me fui de muy chico.

Y a los que veo con las camisetas de arquero me hacen acordar a cuando era chico y usaba la del Pato (Abbondanzieri, de Boca)… o algún arquero como ejemplo. Y hoy en día ver a los chicos de Talleres, Urquiza y San Isidro con mi camiseta me lleva a esos. Es un orgullo para mí», comenzó.

Entonces, «Dibu» llamó a Ciro, un niño al que había divisado en la tribuna con un cartel que decía «Dibu soy arquero como vos, te amo». «¿Dónde está el chiquitín? Que venga», sostuvo el arquero marplatense. Tomando el hombro del arquerito, Emiliano se quebró como nunca en el acto: «Yo vengo de barrio, con mi hermano…me emociono. Sigan sus sueños, sigan creciendo que vamos a llevar a Mar del Plata lejos, siempre», dejó como mensaje a los chicos.

Lamentablemente la prensa no pudo dialogar con el arquero, en medio de una organización que estuvo lejos de lo deseado. Pero los tres niños y una arquerita seleccionados para preguntarle al ídolo tuvieron más creatividad en sus consultas que muchos periodistas de los grandes medios.

Dante, del Club Talleres, le preguntó a «Dibu» qué sintió cuando le tocó debutar en el arco de la Selección: «Esa es muy buena», sonrió «Dibu». Y contó: «Nervioso, obviamente, antes del partido. No había muchos marplatenses jugando en la Selección y no es una presión, es algo lindo llevar encima. Pero una vez que empezó el partido, fue lo mismo que jugar en Talleres, Urquiza o San Isidro. No me importa nada. Solo pienso en ganar el partido».

Por su parte, Benjamín, de San Isidro, le consultó sobre el recordado penal atajado a Yerry Mina, de Colombia, en la Copa América y que dejó la famosa frase «mirá que te como»: «Recordé cuando él me golpea en Colombia, que quedé medio desvanecido y tuve que salir del partido en mi segundo partido en la Selección. Es algo que tenía en mente. En el partido anterior a Uruguay había anotado un penal y le había bailado a Muslera, a quien conozco y no me había gustado lo que había hecho. Una vez que vino a patear el penal, se me vino el recuerdo y ya saben del festejo…».

Thiago, de General Urquiza, consultó sobre su preparación de cara al Mundial: «recién terminó la temporada, y ya empieza en tres semanas una nueva y uno empieza a prepararse. Las ansias son cada vez más. Pero una cosa que tengo yo, es que soy muy fuerte mentalmente y me voy a preparar mi cuerpo al máximo para ser el mejor arquero del mundial».

Al turno de Agustina, también del club de la calle Tucumán, la niña le preguntó por su paso por los tres clubes de Mar del Plata y sus recuerdos: «Disfruté en los tres. A esa edad solo quería jugar y disfruté en todos. San Isidro fue el último club antes de irme a Independiente y es el que tengo más cerca en la memoria. Pero la verdad que amé a los tres y tengo muy lindos recuerdos de ellos».

Emiliano Martínez fue totalmente gentil con todos los chicos, a quienes les firmó camisetas, accedió a las selfies, se sacó fotos grupales con los planteles de cada club. En el final, todo se descalabró. La organización falló y «Dibu» terminó rodeado tardíamente por personal de seguridad municipal, chicos pidiendo autógrafos, otros llorando de tristeza porque no pudieron lograr su cometido. El arquero de la Selección argentina tuvo dificultades para ir a la zona VIP del estadio, pero jamás perdió la sonrisa y la felicidad por el reconocimiento que la ciudad le otorgó.

Faltan cinco meses para el Mundial, y Emiliano -entre consultas por una molestia en su rodilla derecha- seguirá en la ciudad «entre 15 y 20 días más» según supo 0223, aprovechando el receso, y a comienzos de julio comenzará la pretemporada en Aston Villa de Inglaterra. Disfruta de estar en Mar del Plata, pero la «Dibumanía» por momentos se termina haciendo intensa: días atrás, dejó el country donde tiene su casa para ir a dormir a lo de su padre Alberto para tener algo más de tranquilidad. Pero inmediatamente reconocieron su camioneta, y no pudo pasar desapercibido.

Pensar que hace dos años «Dibu» pasaba desapercibido caminando por las calles del barrio Puerto con su padre, cuando no tenía lugar en Arsenal de Inglaterra. Así es el fútbol argentino, la pasión, la popularidad. Amor frenético, sin escalas. La familia Martínez-Romero así lo disfruta. Y lo más importante: Emiliano sigue siendo el mismo pibe, con la esencia de esos pibes que hoy sueñan ser como él.

FUENTE: 0223

 

Comentarios

Mostrar Todo

Comunidad IF

Mario Luis fue reconocido por su querido Fútbol Club Deportivo Italiano

Publicado

el

Mario Luis Díaz, cantante de cumbia, fue reconocido por el club Deportivo Italiano de San Genaro, Santa Fe, localidad de donde es oriundo.

El cantante de cumbia santafesina, más conocido como Mario Luis, publicó en sus redes sociales que el club de su ciudad, el Fútbol Club Deportivo Italiano, decidió que una de las plateas del estadio lleve el nombre de «Platea Este Mario Luís», en reconocimiento a su trayectoria como artista musical.

Comentarios

Mostrar Todo

HISTORIAS DE VIDA

Bernardo Grobocopatel: el fútbol, un sueño y la promesa cumplida de un hijo a un padre

Publicado

el

Diez años, nueve meses y catorce días. Desde el 23 de agosto de 2011, jornada de su fundación, ese es el tiempo que Agropecuario de Carlos Casares llevará vivido cuando sus jugadores pisen la cancha para enfrentar a Racing de Avellaneda, por los 16vos. de final de la Copa Argentina, el próximo miércoles 8 de junio. ¿En el camino? La Liga Casarense, el Torneo Argentino C, Federal B, Federal A, arribo a la Primera Nacional y una promesa. Aquella que Bernardo Grobocopatel, fundador y presidente del club, recuerda haberle hecho al oído a Jorge, su papá, con el corazón en la mano y los ojos empapados de identidad: “Vos hacé lo posible por despertarte; yo voy a hacer lo imposible para que Agro juegue contra Racing”. Y, con la emoción a flor de voz, agrega: “Todo lo que hice en mi vida lo aprendí de mi viejo y lo apliqué en Agropecuario; él me hizo hincha de Racing”. El fútbol, los colores y el partido del reencuentro eterno entre un hijo y su padre, en esta charla exclusiva con Interior Futbolero.

Por Juan Pablo Francia

“Le doy gracias a mi viejo”, canta al cielo uno de los versos que, en las voces de miles y miles de papás, mamás, hijos e hijas, hacen retumbar el cemento del Cilindro de Avellaneda cada fin de semana en que Racing juega de local. Tal y como jugaban Bernardo Grobocopatel y su papá, Jorge, cuando iban juntos a disputar el partido del hincha y alentar al equipo de sus vidas. “Mi papá me llevó por primera vez a la cancha a los cuatro años. Desde ese momento, soy de Racing. Y tengo 49. Es decir que hace 45 que soy fanático de la Academia”, cuenta el hombre que se define como un enfermo del fútbol y que hizo obra de su pasión con la creación de Agropecuario, el club con el que le cumplirá la promesa a su padre: “En la primera nota que me hicieron por Agro, en 2012, dije que mi sueño era que llegue a jugar por los puntos contra Racing. Y eso se hizo mucho más fuerte por lo que le pasó a mi viejo un año después. Mi sueño siempre fue ese”. Y agrega una frase que, confiesa, piensa todos los días desde ese momento en el que juró el partido utópico sin saber si Jorge lo escuchaba: “Es en el nombre del padre”.

Interior Futbolero: ¿Cuál es el origen de esa frase que te repetís una y mil veces?

Bernardo Grobocopatel: Siempre digo que todo esto es en el nombre del padre porque mi papá, en 2013, tuvo un ACV. Lo sufrió el 26 de junio de 2013 y falleció el 1 de julio de 2014. Estuvo un año y cinco días en coma. Los médicos nos habían dicho que ya no había forma de que se despierte. Tenía muerte cerebral y sólo le latía el corazón. Pero a veces se le veía que movía un dedo del pie o lo encontrábamos con los ojos semiabiertos. Y una de las tantas en las que le hablé al oído, le dije: “Vos hacé lo posible por despertarte y yo voy a hacer lo imposible para que Agro alguna vez juegue contra Racing por los puntos«. Por eso siempre pienso en esa frase. Porque lo hice y lo hago en el nombre del padre. De mi papá.

IF: ¿Cómo nació tu fanatismo por Racing?

BG: En 1976 mi viejo me llevó, me sentó en la cancha y, desde entonces, fuimos a ver todos los partidos. Tenía cuatro años. Y agarramos las peores épocas. Desde esos momentos en los que llegamos a ser una hinchada que festejaba los córners a favor hasta aguantar tantos años sin salir campeón y vivir el título de 2001 en cancha de Vélez mojándonos. Como digo, fueron y son muchas cosas en el nombre del padre. Después, cuando estudié en Buenos Aires, iba a la cancha solo o con amigos. Pero mi recuerdo, siempre, es con mi papá. Íbamos muy seguido a ver a Racing. Cuando empecé con Agropecuario, ya iba menos porque coincidía los fines de semana y yo iba hasta a las concentraciones de mi equipo. Iba dos días antes al hotel y me iba el día después del partido. Pero mientras pudimos, fuimos siempre. Hasta que fundé Agropecuario, íbamos juntos muy seguido.

IF: ¿Toda la familia tiene ese vínculo con la Academia?

Bernardo Grobocopatel con su padre.

BG: Nosotros venimos de una familia en la que siempre el trabajo fue lo más importante. Pero éramos capaces de dejar el trabajo por Racing. Nos íbamos en familia y no para comer un asado en el campo, sino para ver a Racing. La familia dejaba el trabajo por Racing. En las antiguas cosechas, se trabajaba de 7 de la mañana a 2 de la mañana del día siguiente. Y en una época en la que teníamos una coupé Chevy, íbamos a ver un partido, volvíamos y seguíamos trabajando hasta las 3 de la mañana. Nos perdíamos seis u ocho horas de trabajo para ir a ver a la Academia. 600 kilómetros entre ida y vuelta.

IF: ¿Y tu papá? ¿Por qué era hincha de Racing?

BG: Mi papá se hizo hincha de Racing solo. Los hermanos mayores eran uno de River y otro de Boca. Pero empezó a ir a la cancha y se enamoró de Racing totalmente a distancia. Siempre vivimos a 300 kilómetros. Mi papá nació en Carlos Casares. Y así, solo, nos hizo hinchas a nosotros. Por eso la camiseta con la que se presentará Agropecuario tendrá una leyenda que dirá: “Gracias, papá, por hacerme hincha de Racing”.

IF: ¿Pensás que podés llegar a recibir alguna crítica por salir a jugar con esa frase?

BG: Ningún hincha de Agropecuario me va a cuestionar por eso. Saben que soy fanático de Racing. Esa frase me pareció la forma más clara de expresarlo. No quiero que esto sea un juego en el que la gente se pregunte por qué la camiseta dice tal o cuál cosa. Yo quiero expresar lo que siento abiertamente. Y estoy agradecido a mí papá por haberme hecho hincha de Racing. En esto no se especula. Especulo con mis empresas, si tengo que vender el trigo a un precio u otro. Pero esto se trata de lo que uno siente. Y si se me da por largarme a llorar e ir a abrazar a Pillud, voy a abrazarlo sin problema. Es el momento cumbre. Pedí que se ponga esa frase en las camisetas porque es lo que siento.

Agropecuario siendo sorteado en la Copa Argentina 2022

IF: Y con Agropecuario, ¿lograron la misma conexión padre e hijo?

BG: Mi papá iba a todos lados a ver a Agropecuario. Lo pudo disfrutar poco. Pero me daba ideas. Me decía que podíamos hacer esto, aquello o lo otro. Organizar una rifa o lo que sea. Estaba siempre atento a ver cómo se podía organizar un club de cero. El año y pico durante el cual me pudo acompañar, lo mismo que hacía con Racing lo hizo con Agropecuario.

IF: El paso siguiente a este partido ¿es soñar con el ascenso a Primera y dedicárselo a tu papá también?

BG: Seguramente le dedicaría un ascenso a Primera por lo muchísimo que aprendí de él. Pero sería una de las personas a las que también les dedicaría ese momento. A mi mujer, que me acompañó siempre. A mis hijos, de quienes perdí muchísimos momentos. Uno de mis hijos nació y a los dos días me fui rápido porque jugábamos en Bahía Blanca. El ascenso se lo tendría que dedicar a toda mi familia, que es la que me acompañó y acompaña en todo esto. Sin dudas.

IF: Y ahora, con aquella promesa cumplida y el partido soñado hecho realidad, ¿qué le dirías a tu papá?

BG: Es para vos. Nada más. Porque los recuerdos, las cosas que no supe aprovechar con él, las que aprendí de él, todo lo que me transmitió y mucho más se resume en eso. Es para él. Es en su nombre.

 

Click aquí para más noticias de Agropecuario (CC)

Comentarios

Mostrar Todo

Comunidad IF

¡Hasta siempre Fede!

Publicado

el

Ayer por la noche falleció Federico Magallanes. Fue integrante de Interior Futbolero en sus inicios y una pieza fundamental en el crecimiento del medio.

A veces la vida nos da esos golpes que no tienen explicación ni razón de ser. Un pibe lleno de vida, de los buenos… de los que con chiste de por medio podías hablar un rato de lo que tanto nos apasiona: el fútbol.

Fede era un fanático de su Deportivo Madryn y encontró en Interior Futbolero un refugio donde poder desempeñarse periodísticamente y tomar el proyecto como bandera. Nos acompañó hasta noviembre del 2013 cuando su vida tomaba otro rumbo fuera del periodismo.

Fue un ferviente defensor del fútbol del interior, un comprometido con la causa y el mensaje que desde el día uno intenta transmitir este medio. La virtualidad nos acercó y sin vernos las caras sentíamos esa amistad que se iba forjando. Ya fuera de IF logramos conocernos y comprobar en persona todo lo que ya se palpitaba desde atrás del teclado o del celular.

La última vez que lo vi fue tal vez el más feliz de su vida: el ascenso de Madryn a la Primera Nacional. Esa vez desde tablón, en la popular con los suyos y viajando muchos kilómetros por su querido aurinegro. Lo inexplicable hace que hoy tenga que ver a Madryn desde arriba.

Se fue con una victoria, nuevamente histórica… sabiendo que su aurinegro había eliminado a Huracán de la Copa Argentina.

Gracias Fede, por tu amistad, por tu compromiso… por tu fidelidad con Interior Futbolero. Por la pasión que le pusiste en el tiempo que estuviste, y por el cariño que siempre demostraste ya desde otro lugar. Un abrazo al cielo con el corazón futbolero… allá arriba nos encontraremos cuando así la vida lo decida para comer ese asado y jugar el «fulbito» que nos quedó pendiente.

Eternamente gracias… Fede…

Diego Pais

Director Interior Futbolero

El día que nos cruzamos en el ascenso de Madryn

 

 

 

Desde Interior Futbolero le hacemos llegar nuestras condolencias a toda su familia, y en especial a su papá Carlos y a su mamá Marita en este momento tan duro.

Comentarios

Mostrar Todo

Comunidad IF

Dolor en Santiago y el fútbol argentino: falleció el «Chango» Cárdenas

Publicado

el

El santiagueño campeón del mundo del 67 con la «Academia», falleció anoche a los 76 años luego de un desmejoramiento de salud.

El fútbol santiagueño, Racing Club de Avellaneda y todos aquellos que lo vieron triunfar con la «Academia» y conquistar la Copa Intercontinental con aquel golazo que se clavó en el ángulo ante el Celtic de Escocia, en el estadio Centenario de Montevideo, hoy están sumidos en un profundo dolor. Poco antes de la medianoche, se conoció la triste noticia del fallecimiento del querido e ídolo racinguista, Juan Carlos «Chango» Cárdenas.

Fue justamente Racing el que comunicó su muerte por intermedio de su cuenta oficial en Twitter. «Estamos muy tristes. Lamentamos comunicar el fallecimiento de Juan Carlos «Chango» Cárdenas, autor del gol más importante de nuestra historia. Racing Club abraza a todos sus familiares y amigos». Así despidió el club a una de las glorias de aquel equipo que marcó un antes y un después en la historia deportiva.

Se supo que el ex jugador santiagueño, de 76 años, se había visto muy afectado por un problema de salud y que pasó por momentos difíciles.

Cárdenas había transitado el coronavirus en enero de 2021 y, según se pudo saber, su salud empezó a flaquear cuando comenzaron a fallecer todas las glorias de su generación: Oscar Martín (capitán de la «Academia» campeón del mundo), Agustín Mario Cejas, Osvaldo Perfumo y Rubén Osvaldo «Panadero» Díaz, entre otros.

Aquel zurdazo desde 35 metros en el estadio Centenario de Montevideo se repetirá constantemente durante los próximos días en canales de televisión y se viralizará en redes sociales, dando el marco de lo que representó no sólo en la historia de Racing, sino también para el fútbol argentino.

Porque es cierto que luego vinieron varios títulos mundiales más como el de Estudiantes de La Plata (1968), Independiente (1973 y 1984), Boca (1977, 2000 y 2003), River (1986) y Vélez (1994), pero nadie le va a quitar el orgullo a los Académicos por haber sido los primeros en conseguir esta hazaña.

Antes de llegar a Buenos Aires, el «Polaco» (como también se lo conocía) había empezado su carrera jugando en el Club Unión de Santiago del Estero, en el que debutó en Primera División con apenas 16 años. En 1961 llegó a prueba a Racing donde finalmente se quedó para alcanzar la gloria.

Fuente: El Liberal (Santiago del Estero)

Su primer club le rindió homenaje

El Club Atlético Unión de Santiago del Estero también rindió sus respetos desde su cuenta oficial, en la que se le brindó una emotiva despedida al «Polaco», el primero de los apodos de Juan Carlos Cárdenas.

Comentarios

Mostrar Todo

Comunidad IF

Triste noticia en el fútbol del interior: Falleció Julio Goyeneche

Publicado

el

El fútbol del interior está de luto tras conocerse el deceso de Julio Goyeneche, histórico dirigente del fútbol entrerriano, a la edad de 72 años. Goyeneche fue uno de los más importantes dentro del fútbol chacarero, además de haber sido Presidente de la Liga Paranaense de Fútbol.

Interior Futbolero envía sus condolencias a sus familiares y amigos.

Comentarios

Mostrar Todo

MOMENTOS UNICOS

Juan Pablo Cárdenas colgó los botines

Publicado

el

Foto: eltribuno.com.ar

El flamante jugador se despidió Gimnasia y Tiro de Salta y de su extensa carrera futbolística a sus 43 años con una emotiva carta.

Dueño de una rica trayectoria en el mundo del fútbol que inició en Unión de Santa Fe, el defensor dio por finalizada la etapa como jugador aunque, sin lugar a dudas, se mantendrá cerca de la redonda.

Gimnasia y Tiro de Salta fue el último club que lo pudo disfrutar y que aún lo esperaba, aunque la entidad no tuvo otra opción que respetar la decisión del Chango. En el Albo, Cárdenas conformó el plantel que logró el ascenso a la tercera categoría y disputó el último certamen Federal A con el que estuvo a pocos pasos de ascender.

En la tierra salteña, el defensor se lució con la camiseta de Juventud Antoniana, la cual dejó para integrarse a Gimnasia. También supo jugar en Rosario Central, Atlético Rafaela, Boca Unidos, Crucero del Norte y Racing de Santander en el fútbol español.

Cárdenas dio por finalizada esta gran etapa agradecido por todo lo vivido, reflejando lo difícil que han sido algunos momentos pero feliz por haber cumplido su sueño y de esta manera lo expresaba:

Comentarios

Mostrar Todo

Comunidad IF

La historia del chico autista que debutó en Sub 20 de la Liga de Gualeguaychú

Publicado

el

Por Carlos Lucero

 

Miles de niños de todos los rincones del mundo viven ilusionados con llegar a ser un jugador de futbol. En la mayoría de los casos ese sueño no llega a cumplirse, pero para algunos privilegiados la fantasía se convierte en realidad. Por lo general en las ligas del interior de nuestro país siempre hay que estar atentos, ya que muchos chicos cumplen un sueño, quizás más pequeños, pero sueño, en fin.

Así, es el caso de Ian Johan Pavón, del Club Atlético Unión del Suburbio, que milita en la liga departamental de Gualeguaychú. Un adolescente con Autismo, que se refugió en el futbol de las inferiores de este club cuando tenía 13 años. Nació el 9 de mayo de 2003

“La noche del 10 de diciembre del 2021, quedará gravada en mi memoria para toda mi vida” dijo Ian al ser consultado por su debut, en una categoría inferior a Primera División.

Además, agrego “Cuando faltaban 25 minutos para terminar el partido fue una sorpresa muy linda, cuando Martin Betancourt, asistente de mi Técnico, me llamo para entrar y reemplazar a mi compañero debajo de los tres palos. Estaba feliz y nervioso a la vez, más allá que ganábamos 3 a 1 era mi gran oportunidad, mi sueño continuando su camino.”

Emocionado aun Pavón nos cuenta que “sabes lo que significa para mí que el público de mi club valore mi esfuerzo, una satisfacción personal muy grande. Escuchaba sus gritos desde la tribuna de aliento. ¡Vamos Armani!, por suerte ganamos 4 a 1”

 

 

– ¿Por qué te dicen Armani?

-Desde que llegue al club me apodaron Armani por mi contextura física y llego de a palo a palo sin miedos. Es un apodo muy lindo. Aunque no me gusta que me llamen así muchas veces, ya que no distingo cuando me lo dicen en chiste y cuando es con mala intención, de todas maneras, los pibes me hacen sentir muy bien en el equipo. Y a pesar de mi condición de ser una persona autista, siento un gran respeto y un trato igual que mis compañeros.

Mi ídolo y modelo a seguir son dos, Franco Armani y Marcelo Barovero. Debe ser porque soy hincha de River y han escrito una gran historia en el millonario. Conozco cada esfuerzo que han realizado en su carrera. Que me digan Armani es una gran motivación.

 

-¿Qué pasó en tu entorno familiar?

-Cuando terminó el partido mis papas me esperaban afuera de la cancha y fue un pequeño festejo con lágrimas y con ellos. Estoy muy feliz y con muchas más ganas. Sé que estoy en condiciones y mis técnicos tienen confianza en mí.

Hay a veces que tengo partidos malos y muy buenos. Pero estoy trabajando en el tema de poder estar concentrado los 90 minutos. A veces tengo dudas en cómo realizar mis salidas. No me gusta dar rebotes y eso me trae inseguridad.

 

El sueño

«Mi gran sueño es atajar en primera y que sea en Unión del suburbio. Quiero una prueba en un club grande, pero eso es un sueño. Ahora quiero aprovechar esta oportunidad para demostrarme que puedo y hacer callar a los que se burlaron por mi condición, que gracias a Dios no son muchos. Aquí en el club tengo libertad, me siento como en el patio de mi casa, los dirigentes son muy buenos, los jugadores mis hermanos. Los técnicos siempre ayudándome a crecer. Aca en el club todos tenemos Derechos como personas, se respeta la igualdad de género. Hay mucha contención social y eso se siente de verdad.»

«Mi mensaje a todos los que padecemos autismo es que nunca decaigan. Siempre hacia adelante, jamás para atrás. Si quieres llegar lejos anda solo, pero si quieres ir muy lejos anda acompañado. Ese es mi lema, y vamos a tratar de llegar lejos. Ahora es todo felicidad porque en la calle la gente me felicita, los dirigentes me agradecen mis compañeros están felices que yo esté en el grupo. Soy de aprender rápido las cosas, los pibes me viven alentando, aconsejándome.»

-¿Te acordás cuando llegaste al club?

-Si, tenía 12 años, me acompaño mi papa Adrián. Muchas veces pensé que jamás iba a lograr a atajar en un equipo de liga por mi condición y jamás creí que en este aquí iban a confiar en mi de la forma que lo hicieron. Trato de aprender todos los días y mira a todos los arqueros posibles para copiar de ellos y sobre todo de los que están en mi club. No fue fácil al principio, pero la gente me tuvo mucha paciencia en inferiores, a veces pienso que demasiada y la continuidad en el arco la tuve a los 15 años, nunca falté a una practica. Y cuando se cumplió el ciclo de inferiores en sub 17, comencé de nuevo en sub 20 a pelearla, éramos tres arqueros y veía lejana la posibilidad de atajar en esta categoría a un paso de primera. Pero aquí estoy.

Comentarios

Mostrar Todo
P