Diez años gloriosos del fútbol del interior

La pasión no conoce de límites. La pasión no es visible ni tangible, pero sabemos que está dentro de cada uno. No existe elemento o dispositivo para determinar una pasión ya que no tiene medida. La pasión por los clubes, por la pelota que rueda en cada potrero de cada provincia, la pasión por los colores son el motor principal de Interior Futbolero

El renacer de dos gigantes del fútbol del interior como Talleres de Córdoba y San Martín de Tucumán, pasando por los ascensos de Agropecuario, de Central Norte, de Camioneros y de tantos otros.

Interior Futbolero fue testigo del resurgimiento de la Copa Argentina, escenario de grandes batacazos, como el del humilde Pacífico de Gral. Alvear ante Estudiantes de La Plata. O la transformación de Sarmiento de Resistencia en el cuco de grandes equipos de Primera, como Racing y Unión.

La gloria de la Copa Argentina alcanzada por Rosario Central fue esquiva para dos grandes instituciones del fútbol de tierra adentro como lo son Central Córdoba de Santiago del Estero y Atlético Tucumán, ambos sucumbiendo ante el River de Gallardo.

En la última década fuimos testigos de uno de los máximos golpes del fútbol del interior. Belgrano de Córdoba asestaba un revés histórico y en pleno Monumental mandaba a River, por primera vez, al descenso.

Las copas internacionales también dejaron de ser extrañas para nuestras instituciones. Atlético Tucumán, Godoy Cruz, Colón, Unión y Talleres de Córdoba se han vuelto habitues en las citas por la Copa Libertadores o la Copa Sudamericana. Incluso el Sabalero estuvo a un paso de quedarse con la Sudamericana, aunque gracias a Los Palmeras regaron de cumbia al continente americano.

Estos diez años no han hecho más que demostrar que el fútbol del interior está más vivo que nunca. Llenando los estadios de Primera y copando el primer plano continental. La llama del interior está más viva que nunca.

 

P