Se cumplen cuatro años de la vuelta de Talleres a la máxima categoría

Con un triunfo agónico en condición de visitante, hace cuatro años Talleres sepultaba más de una década de malos resultados y manejos institucionales.

Por Elias Alvarez

Un 5 de junio de 2016 el Club Atlético Talleres de Córdoba regresaba a la Primera División del fútbol argentino luego de 12 años de ausencia, donde participó de los torneos Argentino A y Nacional B.

Ese día quedará para siempre grabado en la memoria de los hinchas matadores. Aquella tarde fría en Floresta donde All Boys recibía a Talleres, se convirtió en una historia de película que será contada por muchas generaciones cordobesas.

Talleres llegaba a la recta final del campeonato en la punta de la tabla y manteniendo un invicto largo que traía desde el torneo Argentino A, era el claro candidato a ascender y eso iba a ser un cumplido a 2 fechas de la finalización del mismo.

No fue el mejor partido de aquel Talleres que imponía siempre su juego, ante cualquier rival. Fue uno más de los tantos que sufrió el club cordobés, durante todo el proceso donde estuvo fuera de la élite del fútbol argentino.

Sobre el cierre del primer tiempo se quedó con un hombre menos por la expulsión de su número 5 Rodrigo Burgos, pero la “T” no sufría  bajo esa condición y esperaba a un All Boys qué poco daño le producía.

Hasta los 36 minutos del segundo tiempo, cuando el local marcó el 1 a 0 de la mano de Germán Lessman que capitalizó un rebote del arquero cordobés Guido Herrera. En Córdoba se venía el mundo abajo. Faltaban pocos minutos, un hombre de menos y un panorama oscuro, pese a que tenía margen para poder lograr el objetivo en las dos fechas restantes. Pero esto era parte del camino que debía recorrer el equipo de Frank Kudelka. 

Talleres se levantó del golpe y dos minutos después, a los 38´, Gonzalo Klusener luego de recibir de Emanuel Reynoso empataba el partido y le devolvía la ilusión a una ciudad que tuvo que hacer el aguante desde lejos.

El equipo mejoró luego de una serie de ataques que lastimaban al rival, y cuando todo parecía terminar, sobre la hora, llegaría el grito de desahogo. En el cuarto minuto de adición apareció Pablo Guiñazú, el “Cholo”, qué de un disparo de zurda desde afuera del área metió la pelota en el ángulo y mandó a Talleres otra vez a la máxima categoría del fútbol argentino.

Foto: eldocetv

Quedará inmortalizada la imagen del “Cholo” tirado en el piso luego de escribir parte de la historia de una institución que sufrió, pero que a fin de cuentas se levantaba para siempre, después de aquel triunfo 2 a 1 en Floresta.

Foto: eldocetv

Aquel día la “T” formó con: Guido Herrera; Ivo Chaves, Juan Komar, Carlos Quintana, David Achucarro; Rodrigo Burgos, Pablo Guiñazú, Ezequiel Barrionuevo; Victorio Ramis, Gonzalo Klusener y Nazareno Solís.

Los cambios fueron: Luis Jérez Silva por Ramis, Emanuel Reynoso por Solís y Hernán Encina por Barrionuevo.

Ese Talleres conseguía el doble ascenso consecutivo: del Argentino A a la B Nacional en 2015/16 y en el mismo 2016 ascendía del Nacional B a Primera, de la mano de Frank Darío Kudelka, dueño de un invicto de 38 partidos entre las dos competiciones.

El club de Barrio Jardín dejó de codearse con los grandes en el año 2004 y tuvo momentos difíciles como institución y como equipo. Así fueron las gestiones desde que dejó la máxima categoría. 

2004/2005 – Jugó en la B Nacional y lo dirigió Juan López. Se salvó del descenso en la última fecha después de ganarle por 2 a 0 a Huracán en cancha de Racing. A fin de año el club se declaró en quiebra, pero pudo seguir compitiendo por acogerse a la ley 22.284, de salvamento deportivo.

2005/2006 – Lo dirigió Eduardo Commisso y Roberto Oste, y se mantuvo en la categoría con una campaña aceptable.

2006/2007 – El DT fue Roberto Saporiti. En aquel período Talleres tuvo una buena performance. En la lucha por el ascenso directo Nueva Chicago le ganó la pulseada, y luego en el reducido caería contra Chacarita.

2007/2008 – El DT fue Ricardo Gareca qué luego de 9 fechas sin conseguir los resultados deseados renunciaría a su cargo. Quien lo sucedió fue Salvador Capitano que con 28 puntos en 38 partidos se salvaría una vez más de jugar la promoción. 

2008/2009 – En 2009 con Humberto Grondona como DT, Talleres tenía la misión de sumar más de 55 puntos para permanecer en la segunda categoría del fútbol argentino. Aquella temporada el conjunto cordobés tuvo tres técnicos además de Grondona: Juan Amador Sanchez, Raúl Peralta y Roberto Saporiti. Ninguno pudo revertir el mal momento y el equipo descendió al Torneo Argentino A, actualmente Federal A.

2009/2010 – Saporiti se mantuvo en el cargo y con un equipo renovado Talleres estuvo cerca del ascenso pero no lo logró.

2010/2011 – El Matador tendría un buen campeonato, con la gente que lo acompañó durante toda la campaña. Pero el equipo volvería a quedar en la puerta del ascenso que tanto deseaba. En aquel proceso al equipo lo dirigió Saporiti en principio y luego Héctor Arzubialde.

2011/2012 – Aquella temporada comenzó con la dirección técnica de José María Bianco que luego de un mal comienzo de campeonato sería sustituido por Arnaldo Sialle. Aquella temporada el conjunto tallarín se quedaría una vez más con las ganas, luego de que Crucero del Norte lo eliminara en la cuarta fase del Undecagonal. El conjunto misionero ascendió a la segunda división ese año.

2012/2013 – En esta temporada con 18 bajas y 15 refuerzos Talleres buscaba nuevamente el ascenso, comandado una vez más por Sialle. Siendo invicto y con el 69,69% de los puntos el equipo de “Cacho” volvía a la Primer B Nacional luego de 4 años de ausencia.

2013/2014 – La alegría duró poco, “Cacho” Sialle dejaría el cargo a mitad de temporada y el equipo que había sido reforzado con 15 nuevas caras volvería a descender a la tercera categoría tras una serie de pésimos resultados. Luego de Sialle por el equipo pasaron técnicos como: Rubén Forestello, Sergio Coleoni y Jorge Ghiso, ninguno perduró.

2014/2015 – El 16 de noviembre de 2014 Andrés Fassi asumió como máximo mandatario del club qué hacía casi 10 años no tenía una Comisión Directiva debido al estado de quiebra. En 2015 ya con Frank Darío Kudelka como DT, el club consiguió volver a la B Nacional con números extraordinarios. El equipo sólo perdió un partido.

2015/2016 – Con algunos refuerzos, Talleres encaraba la temporada con el claro objetivo de volver a primera. El equipo no perdió en toda la temporada y después de 12 años de ausencia, volvería a la Primera División del Fútbol Argentino. Volvería para quedarse.

P