Alerta Roja en los clubes sanjuaninos

A 14 días para el inicio de la nueva temporada del Federal B que tendrá a 9 clubes de San Juan en una misma zona, la probable reducción de los aportes que llegan desde San Juan Minero -principal sponsor- generó una alarma generalizada entre los equipos que tomarán parte del certamen.

Por eso, los principales dirigentes de cada institución decidieron autoconvocarse para unificar posiciones y pedir las precisiones necesarias que les permita asegurar los presupuestos que manejan para este 2015. Así, el viernes por la noche la mayoría de los clubes estuvieron representados en la reunión que terminó con la confirmación que este lunes, a las 10, sostendrán una reunión con el ministro de Infraestructura de la provincia, José Strada, para poner luz en un tema que se fue complicando con el correr de los días pero curiosamente por obra de los trascendidos sin que hubiera alguna notificación oficial. Agregando que Atlético Unión, que es protagonista del Federal A también estuvo representado en esa reunión.

El problema en cuestión es que se habría filtrado que San Juan Minero reduciría ostensiblemente los aportes a los clubes pasando de los 250 mil pesos bimestrales del 2014 a cifras que no están precisadas pero que oscilarían entre los 40 mil, los 120 mil o 160 mil cada dos meses. Reducir o aumentar los montos es resorte exclusivo de San Juan Minero que consiste en un fondo especial que deriva aportes de las regalías mineras para fomentar el deporte. Eso no tiene discusión pero para los clubes, el problema está en que ya armaron sus presupuestos basados en los números del 2014, cuando podrían haber sido alertados al menos a principios de este 2015 de que se manejaba una reducción notable.

La mayoría de los planteles empezaron a armarse a principios de año y los números fueron parecidos a los del año pasado pero con este nuevo escenario, algunos clubes manejarían la chance de reducir sus costos, desafectando refuerzos y asumiendo el nuevo certamen con elementos propios de cada equipo ya que la posibilidad de renunciar al Federal B implicaría una severa sanción institucional desde el Consejo Federal que podría hasta incluir la desafiliación por un par de temporadas al menos.

Fuente: Diario de Cuyo

P