El Aurinegro dejó pasar puntos valiosos

DEPORTIVO MADRYN 1 – 1 INDEPENDIENTE (Neuquén)

El conjunto madrynense igualó ayer en un gol ante el elenco neuquino, por la novena fecha de la Reválida, y relegó importantes unidades en su propia casa. No jugó bien. El arquero visitante le contuvo un penal a Cristian Girard. Fue expulsado Matías Llanquetrú casi sobre el final del partido.

Por Diario Jornada.

Uno esperaba que el triunfo conseguido en Chivilcoy, le diera mayor tranquilidad al equipo en todas sus líneas, para recuperar la posibilidad de observar un juego más estético y volver a recuperar el consentimiento de su gente. Sin embargo, nada de esto ocurrió y el silencio al término del partido fue testimonio de una tarde que no fue positiva. La sorpresa de encontrar a Domini en el banco fue una de las primeras llamativas acciones.

Independiente, se dedicó a entablar pequeñas asociaciones, manejando el balón en todos los sectores de la cancha, manteniendo la paciencia necesaria y evitando tener un nuevo susto como el originado en su propio arco antes del minuto de iniciado el partido, cuando Rodríguez habilitó a Girard, que con autoridad, ingresó al área y su remate, fue tapado a medias por Ferreyra y luego despedido debajo de los palos por un defensor neuquino.

A esa jugada habría que anexarle una perfecta pared entre González y Vila, que no pudo terminar de finalizar, lo que aprecia un preámbulo de una buena tarde de fútbol. Sin embargo se fue diluyendo el accionar del local, y ni siquiera la oportunidad de Michelena, en posición adelantada, terminó de contagiar. El Rojo creció con el manejo de Berra, Porra, González y un Villa que corría a todas.

Sobre la media hora anuncio lo que llegaría a los 36 minutos. Otro buen contacto entre Berra y González, derivó que el balón cayera en los pies de Villa, marcada por Bona y ante una defensa desarticulada, que no pudo evitar la definición del delantero por debajo del cuerpo de Pereyra y establecer la apertura del marcador.

Con más amor propio que juego, el Aurinegro fue a buscar el gol, pero no podría ni la subida de Llanquetru que Ferreyra contuvo a medias, ni la habilitación de Ibarlucea dejando solo Michelena. El término de los primeros cuarenta y cinco encontró merecidamente ganador a los dirigidos por los muchachos de Coronel.

Segundo Tiempo

Lentamente, Deportivo Madryn intentó buscar un aliciente para progresar en campo rival, donde la inesperada salida de Porra, le comenzó a dar la posibilidad de intentar la búsqueda del gol.

Todo pasó a depender de las posibilidades brindadas por Michelena, que recibiría la llegada de Asprilla, para confundir a una defensa que comenzaba a ver cada más cerca a sus rivales. Todo era empeño, en un panorama poco claro y que encontraban a favor del local, la salida de Berra para que la visita borrase la buena imagen cosechada en los primeros 45 minutos.

Cuando mejor parecía transitar los dirigidos por Izquierdo, se formó un tumulto cerca del banco, donde fueron expulsados colaboradores de ambos equipos y que terminó perjudicando el accionar dentro de la cancha de los jugadores.

Reiniciado el juego, Alegría lo tocó a Michelena dentro del área y Presas determinó la falta máxima que Girad terminó tirando sobre el cuerpo de Ferreyra, desperdiciando la oportunidad de empatar. El banco del Rojo completó la serie de sorpresas al sacar a Villa para que más tarde, el ingresado Asprilla, se encargase de empujar con su cabeza, una jugada enredada dentro del área mayor, donde los defensores dudaron en rechazar, estableciendo la igualdad del juego.

Todo lo demás fue muy chato por parte de ambos equipos, que los encontró igualados al final de la lucha, con un local, muy molesto y los visitantes celebrando u punto, que bien podrían haber sido los tres sino, se hubieran realizados cambios que no beneficiaron el andar el equipo.

P