Ezequiel Pérez: “Me ayudó el nacimiento de Lisandro”

Para atravesar el bajón anímico que le provocó su lesión, el volante de Independiente Rivadavia buscó apoyo en su círculo íntimo. Recuperado, ansía reencontrarse con el nivel que lo ha posicionado como un futbolista sensacional de la categoría.

-Hace unos días reapareciste en un campo de juego, ¿cómo describís tus sensaciones?

-El miércoles ante All Boys jugué treinta minutos y eso me puso muy contento. Estuve cómodo al volver a una cancha.

-¿Tu condición física está al ciento por ciento?

-Me sentí ahogado porque cuesta volver a competir después de una lesión, pero iré reencontrándome con mi versión futbolística con el transcurrir de los partidos.

-¿Advertís lo que generás? Cuando ingresaste el público se puso de pie y te ovacionó como a un ídolo.

-Estoy muy agradecido. La gente me demuestra su apoyo dentro y también fuera de la cancha.

-Vas a ser el diez de Independiente para visitar a Temperley…

-Espero que el fin de semana me toque ser titular. Jugar es lo que más quiero.

-¿Psicológicamente cómo te reanimaste ante la adversidad que significó lesionarte en tu mejor momento profesional?

-Fue duro, no esperaba atravesar ese momento de amargura. Me contuvo mucho mi familia así como el nacimiento de mi hijo.

Por Octavio Petrich

Interior Futbolero

Deja una respuesta
Related Posts
P