Independiente se quedó con los tres puntos en casa

INDEPENDIENTE (Neuquén) 2 – DEPORTIVO ROCA (Río Negro) 1

 

Con un gol de Costi a los 48 del segundo tiempo, Independiente superó 2 a 1 a Deportivo Roca.

 La cabeza de Pablo Costi, en el minuto final, desató la locura en La Chacra. Independiente sufrió más de 80 minutos, pero sobre el cierre encontró la llave para abrir una férrea defensa roquense y abrazarse a tres puntos que lo invitan a soñar. El Rojo derrotó 2 a 1 a Deportivo Roca en un clásico electrizante que tuvo muchas emociones en el final. Por la 5ª jornada del Federal A, los neuquinos sumaron de a tres y se ubicaron como escoltas.

No se le puede recriminar a los de Gustavo Coronel la intención, las ganas de jugar y de ir a buscar el partido, pero también es cierto que estuvo muy lejos de mostrar su mejor versión.
Fue la producción más floja en lo que va del torneo, pero fueron las ganas lo que le dio el triunfo al equipo capitalino que, calladito y sin hacer mucho ruido, se metió entre los primeros.
En el único descuido de la defensa local, Jonathan Morán, de gran partido, metió un certero cabezazo y puso arriba al Naranja a los 13 minutos de juego. La visita, con muchas bajas, llegó para hacer su negocio y casi le sale redondito. Con el gol en contra, Independiente perdió lucidez y le costó mucho encontrar circuitos de jugo especialmente en la primera parte.
En el complemento lo buscó con mucho corazón, pero con las mismas falencias que en la parte inicial.

La llave en el banco
Las respuestas llegaron desde el banco. En el complemento, Coronel tiró a cancha a Teijo (con 30 minutos fue la figura), Sack y Hernández y encontró soluciones.
A falta de cinco minutos, se juntaron los tres para el empate. Teijo recuperó y se la dio a Sack, que por izquierda desbordó y tiró el centro pasado para la entrada de Hernández. El delantero la paró de pecho, enganchó, y con un remate seco al primer palo empató el juego, un resultado que le quedaba bien al partido.
Sin embargo, cuando expiraban los tres minutos adicionados, Porra (de buen partido) tiró un centro al segundo palo y por detrás de todos, Costi se tiró de palomita para acomodarla en el primer palo y sentenciar un partido con un final infartante y festejo interminable.
No hubo tiempo para más. Roca sacó del medio y breves segundos después llegó el final.
Independiente sin jugar bien, se quedó con un gran triunfo y se ilusiona.

fuente: lmneuquen.com.ar

P